domingo, 18 de marzo de 2012

Bases para una reforma administrativa, ética y espiritual en la Unión Adventista Española

Propuestas-programa de cara a la XIX Asamblea de la UAE

Por Luis González
http://yoestoyalapuerta.blogspot.com/

En circunstancias tan especiales como las que estamos viviendo, en la sociedad en general y en la iglesia en particular, se hace necesario poner las bases para que el Señor pueda utilizar los canales de arcilla que somos los seres humanos. Sólo desde la honestidad, desde la fe, desde una ética que emana de las Escrituras, podemos afrontar el futuro con esperanza. Desde esta base sólida hay que actuar con inteligencia. Esta es la invitación que nos hace Pablo: «Conociendo el tiempo […]. La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz. Andemos como de día, honestamente» (Rom. 13: 11, 12).


El programa que sugiero a continuación va en la dirección que marca Pablo, es decir:


  • Hay que saber que vivimos en tiempos muy difíciles en los que hay que tomar decisiones sumamente importantes.
  • En consecuencia hay que ser muy eficaces con lo que Dios nos está dando, a pesar de la crisis de la sociedad.
  • Hay que andar, “como de día, honestamente”, anteponiendo los intereses colectivos a los intereses personales, y toda obra que proceda de las tinieblas.

He aquí un programa pensado en los tiempos difíciles que nos ha tocado vivir y que se puede sustanciar en estas cuatro áreas básicas:

1. Transparencia para que “la autoridad de la iglesia descanse [de verdad] en sus miembros” (Manual de la Iglesia, pág. 25).

2. Urgente modernización de la Administración, para adaptarla a los nuevos tiempos, y para hacerla más eficaz.

3. Medidas que permitan prosperar y actualizar la economía de la iglesia, optimizando los recursos que Dios nos da.

4. Priorizar en este cuatrienio el énfasis en la vida espiritual de la iglesia. Esta siempre debe ser una prioridad, pero más aún si en la actualidad pues no es descartable, en absoluto, que quizás estemos ante el momento más solemne de la historia de la humanidad.




ÁREA Nº 1: TRANSPARENCIA
OBJETIVO: “Que ‘la autoridad de la iglesia descanse [de verdad] en sus miembros’”
PREMISA:

«La representativa, o forma de gobierno eclesiástico que reconoce que la autoridad de la iglesia descansa en sus miembros, quienes delegan la responsabilidad ejecutiva para el gobierno de la iglesia en los cuerpos representativos y en los dirigentes elegidos para ello. Esta forma de gobierno eclesiástico reconoce también la igualdad de la ordenación de todo el ministerio. El sistema representativo de gobierno eclesiástico es el que prevalece en la Iglesia Adventista del Séptimo Día»
(Manual de la Iglesia, pág. 25).


En aras de mantener firme este principio histórico de nuestra iglesia, el Área 1 se desglosa de la siguiente manera:


1. “No podemos asumir que aquellos que son espirituales también son éticos y morales” (dicho por un delegado de la Asociación General en el último Consejo de Fin de Año, y recogido por la agencia de noticias adventistas ANN). Dado que no resulta IMPOSIBLE la llegada de dirigentes que no estén a la altura ética y espiritual del cargo, conviene tener criterios correctores que traten de impedirlo. El secretario de la Asociación General, G.T. Ng detalló uno que resulta básico: “La transparencia debe ser la posición por defecto de la Iglesia Adventista del Séptimo Día”. Simplemente porque es lo ético, porque estimula la generosidad y la confianza en los dirigentes, y porque previene un mal uso de la autoridad.

2. Como consecuencia lógica, deben estimularse los sistemas de transparencia y de control por parte de las bases de la iglesia (los laicos), priorizándolo sobre del control piramidal de la cadena de mando, para evitar hipotéticos peligros de corporativismo. En relación a la transparencia y sobre otras propuestas para la XIX Asamblea de la Unión Adventista Española (UAE) publicadas no hace mucho,
un comentario decía: “Hemos de terminar de comprender que la sinceridad y la honestidad son el camino más corto para llegar a la verdad. No existen intereses institucionales que justifiquen la opacidad a la luz del Evangelio”.

3. EN CONSECUENCIA, SE PROPONE:

a. Que los ESTATUTOS Y REGLAMENTO de nuestra Unión, que son nuestra Constitución, sean puestos en conocimiento de los miembros de iglesia. La Unión Adventista Española históricamente los hizo públicos en la Revista Adventista, como corresponde, hasta octubre de 1998. Recientemente un grupo de hermanos pidió que se volvieran a hacer públicos, pero se negó tal derecho. Esta negativa resulta incoherente porque Los Estatutos y Reglamento son la Constitución por la que se rige nuestra iglesia; e ilógica por cuanto en Internet se puede acceder a ellos de manera extraoficial. Cabe añadir que los Estatutos son documentos públicos para no adventistas. Efectivamente, en España deben ser registrados en el Ministerio de Justicia, quien verificará que no tengan elementos discordantes con el ordenamiento jurídico español. Si encontrara alguna anomalía en este sentido se los devolvería a la Unión, quien debería solventarlo en un plazo de veinte días hábiles. Por todo lo cual, sería deseable que la Unión los colgase en su página web, para conocimiento general, como se veía haciendo SIEMPRE.

b. En aras de dar al miembro de iglesia la autoridad que le otorga el Manual de la Iglesia, en los próximos Estatutos a aprobar en la XIX Asamblea, en abril de 2012, debería recogerse la obligatoriedad de realizar anualmente, y al cierre del ejercicio económico, AUDITORIAS EXTERNAS, que incluyan propuestas de mejoras de carácter “empresarial”/institucional.

c. Este deber estatutario debería ser de obligado cumplimiento tanto para la UNIÓN como para todas sus INSTITUCIONES. Los miembros de iglesia se merecen conocer el destino de sus diezmos y ofrendas. La marcha de la iglesia en su conjunto no le es, ni debe serle, ajena. Por lo demás, hay que crear mecanismos que garanticen las peticiones de la Asociación General, recogidas en los puntos 1, 4 y 5 de esta Área nº 1.

d. Que el ejemplo de transparencia nos lo dé la sociedad civil y no la opacidad de la Iglesia Católica: Cada cierre de ejercicio económico de la Unión, las cuentas deben ser públicas, especialmente para los laicos que son los “dueños” de la iglesia. Recientemente la Asociación General (AG) hizo público su presupuesto 2012 y envió una copia a quien lo solicitase. Hay que devolver soberanía y no seguir el modelo de la Iglesia Católica. Para que el control real lo tengan las bases de la iglesia, como indica el Manual de la Iglesia, LAS AUDITORIAS DEBERÁN SER ESTATUTARIAMENTE PÚBLICAS y la UAE las recogerá en su página Web y enviará a cada iglesia, o miembro que lo solicite, tal y como hace la AG.

e. MAYOR TRANSPARENCIA EN LA ELECCIÓN DE LOS DELEGADOS DE LA OBRA. Que el sistema de elección de delegados de los pastores y empleados de la iglesia sea más transparente que en el pasado. Permitidme que denuncie aquí uno de esos casos de necesidad de cambio en el ADN del dirigente, y de la transparencia ética: Resulta inasumible que para elegir los delegados de la obra en la anterior asamblea, la XVIII, fuese exigible que junto a la persona a la que se votaba figurase tu propio nombre, apellidos y firma. Este sistema rompe la imprescindible confidencialidad del voto y por lo tanto es manifiestamente mejorable. La pulcritud ética debe ser máxima.

f. NUESTRO COMPROMISO NO ES CON LA CUENTA DE RESULTADOS DE UNA INSTITUCIÓN SINO CON LOS VALORES MORALES DE LA LEY DE DIOS. Si confundimos esto… ¡nos alejamos del sistema… divino! Por lo tanto hay que erradicar contabilidades y situaciones fiscales de “dudosa” legalidad, si es que no son directamente delictivas. Debemos ser transparentes con Dios… con la iglesia… y con la sociedad. Especialmente entre cristianos, referentes morales de la sociedad, no puede darse inmunodeficiencia en valores como la honestidad, integridad y veracidad, sino todo lo contrario. Aunque sean económicamente rentables. En nuestras prácticas no caben el engaño, la mentira, lo ilegal…

4. De todas formas, conviene tener muy presente la precisión que hizo, en ese mismo Consejo de Fin de Año, el subtesorero,
Juan Prestol: “No es un problema de auditoría, es una cuestión de carácter […] Las auditorías sólo muestran los problemas después de producirse”, y por tanto llegan demasiado tarde. Lo que se necesita, agregó, son “cambios en el ADN del liderazgo adventista”. Ella Simmons, vicepresidenta de la iglesia mundial, lo corroboró de la siguiente manera: “Por supuesto, nos centramos en operaciones financieras; pero ¿cómo podemos operar con integridad y de forma ética, si no valoramos el comportamiento ético en TODAS las áreas de nuestro trabajo, de nuestro ser, nuestras relaciones, nuestra calidad en el rendimiento? Debe ser integral”. Y el propio presidente mundial, Ted Wilson también declaró: “La transparencia y la responsabilidad abarcan mucho más que sólo actividades financieras”. ¿No diremos “amén” a esto? ¿No resulta evidente que si se enfatizó tanto en este problema en el pasado Consejo de la AG es porque el problema existe? ¿Lo sentiremos como algo ajeno aquí en España? Motivos para el análisis los hay. Y quienes nos lo proponen tienen autoridad en la iglesia mundial para decir lo que dicen… y conocimientos para pedir lo que piden…

5. Y llegado el momento de la próxima asamblea de la Unión Española, la XIX, en abril de 2012, sería deseable que los informes de los diferentes departamentos sean lo más transparentes posibles y no tan laudatorios/triunfalistas. En esto también es necesaria la transparencia. Fue muy significativo leer, por ejemplo, en la pasada asamblea, el informe de Editorial Safeliz indicando expresamente que estábamos ante el mejor año de su historia… y a los pocos meses decide despedir a un tercio de su plantilla por problemas económicos… O una cosa no era cierta… o la otra… o las dos… Así pues, y como señalaba en el mismo Consejo que estamos aludiendo desde el principio, David Trim, director de archivos, estadísticas e investigación en la sede central de la Iglesia Adventista: “Como siervos de Dios y de su iglesia, la primera necesidad es ser abiertos y honrados”. ¿Reconoceremos que para ello necesitamos la ayuda del Señor?



ÁREA Nº 2: ADMINISTRACIÓN


OBJETIVO: “Urgente modernización de la Administración, para adaptarla a los nuevos tiempos, y para hacerla más eficaz”

Una administración obsoleta es un lastre para el crecimiento y para la economía. Organizándola mejor se pueden obtener mejores resultados incluso con menos recursos. Hoy es una necesidad imperiosa en todas las empresas. Esta importante petición se podría plasmar en los siguientes ítems:


1. INSTALAR VIDEOCONFERENCIAS EN LA UNIÓN Y SUS INSTITUCIONES que permitan:

a. Contactos fluidos y permanentes.

b. Eliminar la mayoría de los viajes y el consiguiente gasto de tiempo improductivo en el emisor y en el receptor.

c. Considerable ahorro de costos, de los más caros, pues se trata de costos con tarifa de sueldo de dirigente.

2. APOYO AL LIDERAZGO DE CADA PASTOR EN CADA IGLESIA LOCAL:

a. Entrega del kit informático del pastor:

i. Portátil con posibilidad de videoconferencia gratuita, conexión con Internet, memoria externa autoprogramada para copias de seguridad permanentes…

ii. Entrega de programas y listado de blogs, de alto interés para su trabajo administrativo y profesional: Programa unificado que sustituye al Informe físico de actividades diarias, sistema práctico de archivo de cultos, cartas, etcétera, documentos oficiales de la iglesia, nacional e internacional (web de la UAE, Working Policy, Manual de la Iglesia, Estatutos y Reglamento, Guía de procedimientos para ministros, Yearbook, directorio de la UAE…).

iii. Para su formación permanente: Principales versiones de la Biblia, concordancias bíblicas, Comentario Bíblico Adventista, Diccionario Bíblico Adventista, libros de Ellen White, blogs con reflexiones, escuelas sabáticas y cultos preparados, emisoras de Radio y TV adventistas…).

iv. Etcétera.

b. Eliminación del informe físico de la actividad de cada pastor. En su lugar se entregará un programa de actividades semanales que debe incluir, además de las que estime oportuno la Unión, la obligación de leer la prensa de forma regular, la de conectarse con los blogs de referencia sugeridos... Este nuevo informe se enviará por Internet a la Unión donde quedará integrado automáticamente en un servidor específico que generará estadísticas tanto generales como particulares de forma automática.

c. Eliminación del “humillante” informe de las iglesias sobre su pastor. Origina conflictos, no respeta a la persona, pone potencialmente al pastor al pie de los caballos… Un dirigente debe tener otros mecanismos de información, que los hay. Y si no los encuentra, entonces hay que cambiar al dirigente… A mí, como director de un colegio no me hacía falta espiar a un profesor por la ventana de la puerta para saber si llevaba bien la clase o no: suprimí esas ventanas que podían terminar siendo focos de infección relacional…

d. (Ver otros detalles a este respecto en el Área Ministerial, punto 5.d. de esta propuesta)


3. INFORME UNIFICADO DE LA TESORERÍA DE LAS IGLESIAS LOCALES. Estos informes locales deben integrarse automáticamente en un servidor de la UAE. Este simple ejercicio de “modernidad” evitará una enorme cantidad de horas de empleados de la Unión. Si hubiera algún problema con algún tesorero local, por su falta de pericia técnica, se solucionaría:

a. Con la ayuda técnica del pastor (la menos deseada pero en iglesias pequeñas no sería un gran trabajo).

b. Con la ayuda técnica de un técnico externo contratado por la iglesia local que digitalice los informes. Y que no se asuste nadie porque estos datos pasen “al exterior”: la propia Unión y otras instituciones pasan mucha información a expertos externos… y no pasa nada. ¡Hasta la Asociación General contrata expertos externos y les da información que aquí consideraríamos “sensible”, que en realidad es de sensiblería… Yo cuento con experiencia personal positiva al respecto.

c. Con la ayuda técnica de un técnico externo contratado por la Unión: sale mucho más barato que los sueldos internos. Y puesto que quien sale ganado en esta modernización contable es la propia Unión, debería ser esta quien corra con los gastos en los supuestos b y c. No obstante, y para evitar abusos o comodidades mal entendidas, se podría estudiar que el coste de b se haga a nivel local total o parcialmente.

4. QUE LOS DIRIGENTES ELEGIDOS EN LA ASAMBLEA ELABOREN UN PLAN MÁSTER DE ACTUACIÓN PARA LOS CUATRO AÑOS DEL PERIODO. Este plan debe ser conocido por la iglesia y contará con objetivos y periodización verificables. Una planificación de éxito no dependerá nunca de las ideas que vayan surgiendo, aunque siempre se pueden incorporar sobre la marcha; pero siempre para enriquecerlo.

5. MODERNIZAR LA ESTRUCTURA DE LOS DEPARTAMENTOS. Modernizar y gestionar en tiempo de crisis: con ocho “ministerios” es más que suficiente. [¿Somos conscientes de que en una iglesia como la nuestra tenemos más “ministerios” que el gobierno de la nación, y un “consejo de ministros” (Consejo de la Unión) de cerca de treinta personas (más, si incluimos las visitas)? Hay que unir departamentos por áreas afines, no ir “colgando” responsabilidades en los hombros de directores de departamento hasta llenar su tiempo...] En cuanto a la modernización, se podría ir tan lejos como lo permitan las normas denominacionales internacionales. Pero si se quiere seguir con una cierta nomenclatura actual, debería de tener unas bases racionales de gasto y productividad, en el sentido más noble de la palabra. Cuando aquí se habla de producción desde los departamento de la Unión, se refiere a cosas tan nobles como crear sistemáticamente programas, por ejemplo de escuela sabática (para cada semana, como se hacía no hace tantos años: hay que ayudar a nuestros hermanos en las iglesias para que tengan alternativas), cultos especiales, programaciones de jóvenes, etcétera: esta es nuestra riqueza, la que hay que transmitir a las iglesias y provocar sinergias…

a. Cada Departamento debe estar concebido para producir “riqueza”. Debe ser un motor CONSTANTE de ideas, planes, proyectos, etcétera. que dinamicen las iglesias. El propio departamento debe confeccionar un proyecto cuatrienal verificable, del que dará cuenta cada año al Consejo de la Unión, y esta debe enviarlo a las iglesias, es decir, a quienes según nuestros estatutos tienen la autoridad en la iglesia: los laicos. Veamos como podría quedar LA ESTRUCTURA repartida con coherencia profesional y especializada:

b. 1. PRESIDENTE. Sólo presidente; ya tiene bastante trabajo si quiere seguir muy de cerca los diferentes proyectos de cada departamento. Debe ejercer de gerente que estimule, anime, sugiera, consulte, informe… a cada elemento de producción de la Unión. Debe coordinar y hacer que funcione toda la estructura de la Unión. Es el César Alierta de la Unión y no debe pasar por encima de los mandos secundarios. Él debe departir SEMANALMENTE con los directores de áreas para conocer de cerca el desarrollo de los planes, sugerir cambios, ideas, estimular… y evaluar. Sin una evaluación permanente no puede haber progreso.

c. 2. SECRETARIO-TESORERO. No se justifica un oficial más para ser secretario, y menos en tiempos de crisis donde todos se aprietan el cinturón. Hay también razones históricas: en España casi siempre han estado unidos, menos recientemente. El cargo de tesorero sí tiene una entidad que de ningún modo tiene el secretario. El tesorero debe contar con alguien, si no es él mismo que no es lo deseable, que le revise sistemáticamente los desvíos de ingresos y gastos (como hizo en su día con Rodrigo Rato y Aznar, el economista José Barea cuya única finalidad era controlar de cerca las desviaciones de las cuentas públicas; sólo eso: detectar al instante cada desviación presupuestaria sin dejarla “dormir”).

d. 3. ÁREA MINISTERIAL. EVANGELISTA. Evidentemente, en esta nueva faceta modernizadora, debe ejercer su función mucho más dinámica con los pastores. Con una autoridad que hasta ahora ahogaba el presidente quien ocupaba muchas de sus funciones metiéndose en el terreno del ministerial. Un liderazgo moderno requiere el apoyo de una estructura de apoyo. El pastor es un líder en cada iglesia y necesita el apoyo, no sólo de personas individuales, no sólo del ministerial, sino de unas estructuras funcionales y dinámicas que potencien su liderazgo (se incluyen como apoyo a la función pastoral los puntos 2 y 4 anteriores, y los que se detallan seguidamente). Porque los problemas son cada vez más complejos y con frecuencia desbordan los esfuerzos y capacidades individuales. En este sentido:

i. Los pastores deben tener claro que su interlocutor inmediato es el ministerial, no el presidente, salvo casos muy muy especiales. Así debe trabajar una organización moderna, con los trabajos de cada uno bien definidos.

ii. El ministerial debe estar en contacto permanente con los pastores, no necesariamente con viajes, pero sí con muchas videoconferencias y llamadas telefónicas. Debe ser un estímulo constante ante quien se encuentra institucionalmente muy “solo”.

iii. Promover el apoyo hermenéutico, documental y formativo de la Facultad Adventista de Teología. Este debe tener un espacio de influencia más allá de las paredes del aula porque ellos son los expertos. La formación permanente a distancia (online) a pastores debe estar entre sus funciones operativas, así como el apoyo pastoral. El pastor no tienen por qué entender de todo, por lo que detrás de cada pastor, en cada iglesia, debe haber un equipo de especialistas.

iv. Ante los problemas teológicos que pudieran presentarse en las iglesias locales, el ministerial debe:

a) Tomar medidas preventivas en una primera iniciativa.

b) Asesorar a los pastores con personas de experiencia y con los teólogos del Seminario Adventista Español, quienes deben ampliar su ministerio al pasar de sus alumnos al las iglesias y sus pastores.

c) Estos apoyos deben hacerse mediante visitas personales y/o estudios y documentos de apoyo. Cualquier atisbo de “nueva luz” en cualquier lugar no debe ser demonizado, porque forma parte de nuestra cultura adventista la “verdad progresiva”, pero sí debe hacerse un seguimiento muy cercano y metiéndose de lleno sin dejar que los problemas se pudran, a veces por falta de atención a los propios “herejes” que se radicalizan si no se les hace caso, o se les trata con cierto desdén intelectual y espiritual. En este sentido es importante tratar estos temas CON AMPLITUD DE MENTES, delicadeza y tacto no exento de amor.

v. La creación de un marco ético de actuación ministerial que refleje criterios generales de organización del trabajo, familia, liderazgo, derechos y deberes, implicación social, medios de comunicación, diálogo interconfesional, etcétera.

vi. El ministerial debe ser también un referente en materia de evangelización. De ahí que sea recomendable que sea evangelista nacional.

e. 4. ÁREA EDUCATIVA: EDUCACIÓN, INFANCIA Y ESCUELA SABÁTICA de adultos, infantil, y “primarios” (no la escuela sabática de jóvenes ni pioneros, que pasaría a su hábitat natural: el Departamento de Jóvenes). En la época de la informática debería montarse una escuela virtual para proveer de educación religiosa a las familias en sus iglesias locales, especialmente si no hay escuela de iglesia en la zona. La escuela sabática infantil debe ser un reto básico donde desde niños se adquiriera cultura bíblica y actitudes cristianas. Y proveer de libritos pedagógicos. Es inaceptable el tipo de material que se puede ver en algunas iglesias. La situación es tal que, puesto que la organización de la iglesia no los pone en manos de sus hijos, algunas iglesias han decidido confeccionar sus propios libritos. Un mal síntoma… Si no atendemos adecuadamente a nuestros niños… nos moriremos como iglesia…

f. 5. ÁREA JUVENIL: JÓVENES, TIZONES, CADETES Y PIONEROS. El director de este departamento tiene un trabajo muy apretado y necesita ayuda. Pero debe incluirse la responsabilidad de la formación bíblica de los jóvenes y pioneros, a través de la Escuela Sabática. Si en tiempos de crisis como la actual la sociedad tiene muy claro que la educación forma parte de la salida de la misma, y que por lo tanto debe mejorar su sistema educativo, la iglesia no debería ser menos sensible. En este departamento la iglesia debe ser GENEROSA, y no sólo en cuanto a recursos económicos y humanos, que también. Debe ser generosa en actitudes hacia los jóvenes, generosa en comprensión, generosa en amplitud de mentes sabiendo que los saltos generacionales ahora son mucho más rápidos y en consecuencia sorprenden mucho más las diferencias. Con este departamento NO VALEN LAS INERCIAS de siempre. Se debe de buscar la innovación, la creatividad, el compromiso con una nueva mentalidad. Ellen White hizo una reflexión hace más de cien años que, me temo, no ha perdido actualidad: “Dios ha designado a la iglesia como atalaya, para que ejerza un cuidado celoso sobre los jóvenes y niños, y que como centinela vea cómo se acerca el enemigo y advierta del peligro. Pero la iglesia no comprende la situación. Duerme estando de guardia” (Consejos para los Maestros, p. 157). Hay que comprender que invertir en jóvenes multiplica los recursos. Porque nadie gana a los jóvenes en idealismo, el problema viene cuando les queremos meter en corsés que no permiten ni respirar…

g. 6. ÁREA DE COMUNICACIONES: COMUNICACIONES, RELACIONES PÚBLICAS Y LIBERTAD RELIGIOSA. Comunicaciones, no sólo de cara al interior de la iglesia, sino también al exterior. Debe haber un plan de información sistemática de la Iglesia Adventista a cada periódico, radio y televisión. Incluyendo las noticias nacionales e internacionales, naturalmente. Apuesta decidida por la televisión (ver al respecto el punto 7 de esta propuesta). Mayor implicación en materia de libertad religiosa y diálogo interconfesional. La Casa Nueva de Sagunto, fruto del trabajo conjunto y desinteresado de diversas entidades religiosas y laicas, es un ejemplo precioso de cómo el diálogo interconfesional puede hacer mucho por los más desheredados de este mundo. Por cierto, el diálogo interreligioso es el que practica Dios con el ser humano, a pesar de ser pecador y equivocado como es… La oración representa uno de esos momentos culmen de la relación entre la Verdad religiosa y el extraviado…

h. 7. ÁREA DE LA FAMILIA: MINISTERIO DE LA MUJER, FAMILIA, GESTIÓN CRISTIANA DE LA VIDA Y MINISTERIO PERSONAL. En la sociedad, mujer, familia y gestión de la vida suelen estar, en un porcentaje elevado, en manos de la mujer porque quizás ella tiene ciertas aptitudes, y actitudes, más desarrolladas que la iglesia debe no sólo reconocer sino también valorar en su justa medida. En cuanto al Ministerio Personal, es objetivo reconocer que la mujer es quien, también, hace más actividad misionera.

i. 8. ÁREA DE LA SALUD. En manos de un profesional adventista externo, a tiempo parcial, y comprometido.

6. MEJORAR LA GESTIÓN DEL TIEMPO DE LOS DIRECTIVOS. La empresa privada, la actividad política y el sentido común deberían aconsejarnos cambiar el modelo de ‘gestión del tiempo’ de nuestros directivos. Como hemos mencionado anteriormente, y más adelante también lo haremos, el tiempo dedicado a viajes y similares, son circunstancias meramente instrumentales y debe ser bien ponderado. En cuanto a los consejos de la Unión, de las instituciones o sectoriales, si se alargan en jornadas maratonianas, no sólo son plomizos sino que indican una mala gestión del tiempo y consecuentemente bajan la productividad. Y carísimos en función del tiempo empleado. ¿Cómo mejorar la gestión:

1º Preparar bien el orden del día.

Que los consejeros lo conozcan previamente (esto es algo muy elemental…y que no siempre se valora; por cierto, si se utilizan instrumentalmente las nuevas tecnologías, no hace falta mucho tiempo previo).

3º Los consejos deben estudiar ya propuestas, no ocurrencias sobre la marcha.

4º Los consejeros deben acudir a los consejos también con conocimiento de las propuestas.

Tiempo limitado para todos e intervenciones bien gestionadas y estructurados con un método preestablecido, conocido y aceptado.

Clarificar objetivos y prioridades.

Como dice un experto, “una parte importante del trabajo [del directivo] es método y orden”.

7. APUESTA DECIDIDA POR EL EVANGELISMO A TRAVÉS DE LA TELEVISIÓN
. Supresión de múltiples gastos en tipos de evangelismo que no seducen. Se gastan miles y miles de euros en folletos evangelísticamente IMPRODUCTIVOS que sólo mantienen una ficción de productividad. En un mundo globalizado y superpoblado, el “uno a uno” no tiene sentido. Los medios tecnológicos, sobre todo la televisión, llegan donde nadie de la iglesia llega. La atención pastoral será una consecuencia inevitable con un sector de población normalmente inalcanzable.

8. APOSTAR POR UNA DIGITALIZACIÓN DE LA ADMINISTRACIÓN. Documentación digital de archivos. Digitalización de firmas. Todo ello suprimirá espacio superfluo, ahorrará sueldos en tiempo dedicado a archivar, copiar… Ahorrará tinta de impresora, tiempo útil de las mismas, papel… Es decir, no se trata de hacer menos sino de hacer lo mismo, con menos tiempo, menos espacio y más barato… Hasta se podría hacer mucho más con lo mismo… Las grandes empresas –y no tan grandes–, incluidos los bancos, hace ya tiempo que no se molestan en tenerlo todo en papel. Eso sí, hay que crear una estructura informática segura. En el siglo XXI ya se hacen las cosas de otra manera… y más eficaz.

9. BUSCAR LA EXCELENCIA. EXIGENCIA DE “PRODUCTIVIDAD”. Aquí no me refiero, en absoluto, al número de bautismos anuales. Me refiero a que aquello que sólo genere burocracia, debe ser directamente retirado. Debe haber una exigencia de planes y proyectos a corto, medio y largo plazo en todos los niveles de la administración. Desde los pastores a los presidentes. No es deseable que se pasen los años y no se tengan prediseñados planes de carácter social, espiritual, de testimonio a la sociedad, presencia en los medios de comunicación social, etcétera. Pero planes concretos, evaluables y verificables.

10. OBLIGATORIEDAD DE LAS MEMORIAS ANUALES. Un sistema de evaluación anual es BÁSICO. El Consejo de la Unión debería emitir una Memoria Anual, que sea pública y enviada a todas las iglesias locales. Los miembros de iglesia deberían tener información anual detallada de los planes realizados por la Unión y su ejecución. No como ahora, que se hace cada cinco años y con un formato poco estimulante. Y por la otra, se devuelve a los miembros la autoridad que le otorga el Manual de la Iglesia, pues están cotejando cómo va la inversión en capital humano que eligieron, y si son precisos algunos cambios. Los cambios de departamentales antes de las siguientes asambleas, están previstos en la normativa denominacional. Pero en la práctica, si un Departamento no funciona se le traga los 4-5 años. Pero en buena lógica, y priorizando el bien de la iglesia, esos cambios se podrían producir en cada evaluación anual. Esa Memoria Anual debería ser estudiada en CADA IGLESIA LOCAL, y en reunión administrativa emitir una evaluación que debería ser enviada a los organismos superiores. La iglesia adquiriría un DINAMISMO INCREÍBLE, pues la convertiría en protagonista activo del proyecto de toda la Unión, y no sujeto pasivo.

11. RESPETO POR EL ESPÍRITU DE LOS ESTATUTOS QUE APRUEBAN LOS DELEGADOS EN CADA ASAMBLEA. Un ejemplo muy claro es la composición del Consejo de la Unión, especialmente en la proporción de LAICOS dentro del mismo. Es loable que en los últimos años se haya aumentado el número de laicos en el mismo. Los laicos aportan su sentido común, su experiencia, su inteligencia y habilidades profesionales y eclesiásticas, y son guardianes de la ausencia de intereses –conscientes o inconscientes– personales o corporativos. Pero no se trata de que haya más, pues el peso del “profesional” que está en el día a día de la gestión es básico para la eficacia. Lo que puede DISTORSIONAR el papel de los laicos en los consejos es que cada vez aumenta el número de invitados a los consejos, con lo cual los laicos disminuyen su porcentaje dentro del consejo elegido por la Asamblea, ampliando una minoría y una situación NO PREVISTA en las elecciones asamblearias. Si es necesario para atender un problema concreto, se invita a quien tenga la responsabilidad, pero acto seguido debe salir del consejo, y la agenda continúa con el Consejo que determinó la Asamblea, sin tener que distorsionar su composición con tantos invitados presentes. Y conviene no desdeñar el aumento de gastos que conlleva el aumento de presentes en los consejos.



ÁREA Nº 3: ECONOMÍA DE LA IGLESIA

OBJETIVO: “Que se tomen medidas que permitan prosperar y actualizar la economía de la iglesia, manifiestamente mejorable, optimizando los recursos que Dios nos da”


En tiempos de crisis, saber gastar con eficacia es esencial. Ahora es más necesaria que nunca la imaginación y huir de las soluciones de siempre. En este orden se podría mejorar muchísimo la gestión con las siguientes sugerencias:

1. Ante una crisis, aplicar el manual del sentido común y, como están haciendo todos en la sociedad, REFORMAR EL SECTOR PÚBLICO (LA ADMINISTRACIÓN). REDUCIRLA, MODERNIZARLA... Evitar los numerosísimos viajes y sus correspondientes gastos de kilometrajes, hoteles, dietas… Potenciar para ello el uso de videoconferencias, llamadas telefónicas gratuitas, abonos con Renfe y viajes en avión aprovechando las numerosas ofertas…

2. QUE SE INTRUDUZCA EN LOS ESTATUTOS UNA LEY DE ESTABILIDAD PRESUPUESTARIA QUE INCLUYA UN EXHAUSTIVO CONTROL MENSUAL y ajustes automáticos en función de ingresos y gastos. Como decía en relación con las funciones del tesorero, alguien debe llevar el control presupuestario del “día a día”.

3. COMO HACEN TODOS LOS GOBIERNOS EN ÉPOCAS DE CRISIS, HAY QUE VENDER PATRIMONIO, EMPEZANDO POR GRANOVITA. Sí, Granovita, aunque sea rentable (y sobre todo por ello). En un momento en que en la sociedad ya se pueden encontrar toda clase de productos sanos para la alimentación, ¿qué hace la iglesia fabricando patés? ¿Es ese su cometido? No estoy muy seguro de que entre las misiones de la iglesia esté dedicarse a los negocios… sobre todo cuando la oferta de la sociedad ya es buena, e incluso muy buena. Actuando así, la iglesia detrae recursos económicos y/o humanos que deja de emplear en otras áreas que sí están dentro de su misión. La iglesia ya ha tenido muchos serios avisos del Señor en quiebras como Davenport, en la Granovita danesa, en la alemana, en compañías de seguros…

4. EXTERNALIZAR EL CPM. La misma argumentación vale para el Centro Producciones Multimedia. Conozco por experiencia que en la sociedad encontramos servicios similares, de mucha calidad y a precios realmente competitivos. Por esta situación su existencia ya resulta extraña. Pero si encima tiene pérdidas… En estos momentos es una sangría injustificable. En junio de 2008 se intervino Safeliz por razones muchísimo menos fundadas (hipotéticos peligros de futuro) mientras que las pérdidas del CPM son reales e históricas. La iglesia no saldrá perjudicada en nada y saldrá ganando en mucho. Seamos buenos mayordomos de los recursos del Señor.

5. MODIFICAR EL ACTUAL SISTEMA DE COMPRA DE LOS COCHES OFICIALES. Existen más de cien entre los que paga la Unión (la mayoría) y las instituciones. No me meto en si son muchos o pocos, pero sí con el método para financiarlos, que es costosísimo. Actualmente la compra de los vehículos autorizados la realiza el propio empleado que disfrutará del coche. A cambio, cada mes recibe una cantidad para amortizar su importe. El sistema es carísimo, por muchas razones, pero una es evidente: no se consigue el mismo precio comprando cien coches, de uno en uno, que comprando una flota de cien (como ha empezado a hacer la Seguridad Social con los gastos farmacéuticos, al centralizar las compras). Un ejemplo: si por comprar cien vehículos se consiguiese un descuento de 3.000-5.000 €/unidad, estaríamos hablando de un ahorro directo de alrededor de… ¡medio millón de euros! Y eso sin contar los ahorros añadidos de impuestos, fiscalidad, kilometrajes, etcétera. Y aunque no desconozco que también se producirán otros gastos, las cifras son tan rotundas (hay estudios sobre ello) que estamos hablando de un ahorro espectacular… y sin tocar el servicio que se presta. Es decir, las mismas prestaciones, pero de otra forma. Se propone aquí que las compras de los vehículos oficiales sean centralizadas y se paguen mediante leasing o renting (sistemas que emplean la mayoría de las empresas). Y si alguien quiere, o necesita, un vehículo distinto del que proporciona la “empresa”, es posible personalizar esta petición a cargo del usuario (como ya se viene haciendo).

6. SIMPLIFICAR LOS VIAJES Y COSTES. Uso del tren y de aviones (en estos, valorar el tiempo que se puede ganar en productividad de altos cargos… que también se traduce en dinero ahorrado…). Si se valora integralmente, se ahorra mucho dinero (¡o es que la mayoría de los empresarios españoles son tontos!). Los viajes semanales son una barbaridad que NO NOS PODEMOS PERMITIR.

7. PLANES DE VIAJES CON OBJETIVOS CONCRETOS VERIFICABLES Y PLANES CONCRETOS DE PRODUCTIVIDAD. Agenda previa de temas a tratar con pastores, consejos de iglesia, e iglesia. NUNCA se debería planificar, ni justificar, ni autorizar, un viaje para un objetivo tan genérico como “para promocionar el departamento X”. Sí se puede hacer con este fin último, pero concretando los objetivos, los medios y los tiempos. Como en cualquier planificación de un profesor, de un empresario, de un comercial…

8. CONTROL DE GASTOS GENERALES. Presupuestos austeros. Centralizar gastos: papel, coches, imprentas…. con criterios ahorradores. Es constatable que no siempre se está aplicando el criterio del mejor precio y servicio, quizás por inercias, en compras de papel, imprenta… Los intereses de la iglesia, de la Unión, deben ser supremos porque emanan del principio religioso de la fidelidad de los hermanos en sus diezmos y ofrendas.

9. ANTE LA NUEVA SEDE QUE SE PIENSA CONSTRUIR PARA LAS OFICINAS DE LA UNIÓN, ESTA DEBE SER DISCRETA, ECONÓMICA, SENCILLA, ACCESIBLE… Atención muy especial a los nuevos gastos generales que pueden aumentar sustancialmente con el cambio de lugar. Por ejemplo, trasladar Safeliz de Madrid a Colmenar supuso un aumento automático del 25% de los gastos generales. Ojo al dato, que lo aparentemente barato puede resultar, finalmente, muy caro. Puede ser muy bonito, e incluso cómodo… pero carísimo. Simplemente hay tenerlo en cuenta.

10. El mundo a veces nos da ejemplo de buenas prácticas éticas. Javier Arenas propuso, quizás porque conoce la condición humana, SUPRIMIR LAS TARJETAS DE CRÉDITO CON CARGO A LAS INSTITUCIONES. Y dijo: “Si un cargo necesita hacer un pago, que use su tarjeta propia y que lo justifique luego” (El Mundo, 27.11.2011). Es muy simple y nadie sale perjudicado porque antes de que llegue el cargo al banco del particular, este ya puede tener el ingreso en su cuenta. Se trata de maneras que evitan malos usos y contribuyen a la transparencia de los métodos.



ÁREA Nº 4: VIDA ESPIRITUAL

OBJETIVO: “Priorizar en este cuatrienio el énfasis en la vida espiritual de la iglesia pues quizás estemos ante el momento más solemne de la historia de la humanidad”

El próximo periodo debería ser el del despertar espiritual. Aquí me vuelvo clásico… ¡y no sería poco! No se requiere mucha innovación sino… hacer lo que se debe hacer.

1. PROYECTOS CONCRETOS DE LECTURA SISTEMÁTICA DE LA BIBLIA, más allá del clásico “año bíblico”, que no hay que descartar. Por ejemplo, un programa sistemático de entrega de texto bíblico diario en móvil u ordenador (ya existen modelos en inglés). Programar a nivel nacional, sólo para laicos, algún tipo de actividad que revitalice el contacto con la Biblia; podría ser un concurso local que termine en nivel nacional. Ello proveería también de actividades dinamizadoras a las iglesias locales. Seguro que hay más ideas imaginativas…

2. Volver a enfatizar los antiguos “CURSOS DE LECTURA” anuales con un precio subvencionado de libros MUY ESCOGIDOS que no sean motivo de venta sino de énfasis espiritual, con beneficio cero (y que se sepa) para la editora, e incluso subvencionados por dicha editora o/y la Unión. Hay libros que van saliendo y que son un tesoro, y hay que divulgarlos.

3. “DÍA DE LA BIBLIA” ANUAL. Sermón nacional: “Importancia de la Biblia en la formación moral de las personas”, “El Espíritu de Dios está en la Biblia”, “Encuentros con Jesús”, “Seguridades y promesas de la Biblia”, etcétera.

4. PROYECTOS DE ÉNFASIS EN LA ORACIÓN. Se debe organizar en TODAS las iglesias de la Unión un Seminario sobre el tema de la oración, la oración genuina, no la formalista; la que renueva cuerpo y mente, la que calma las tempestades de la vida, la que nutre y da energía, la que da poder… ese poder que adquirió Jesús a través de ella cuando adquirió la naturaleza humana... Este es el modelo. No podemos ignorar que la oración puede cambiarlo todo en nuestra vida. La oferta es bien clara: «la oración es la llave en la mano de la fe para abrir los almacenes del cielo, donde están atesorados los recursos infinitos del Omnipotente». Pero la oración, no el rezo; «el acto de abrir el corazón a Dios como a un amigo». Esta actitud es transformadora, espiritual, psicología práctica… Pero la cruda realidad que reflejan encuestas de la Asociación General es bien distinta. «¡Cuán extraño es que oremos tan poco! Dios está pronto y dispuesto a escuchar la sincera oración del más humilde de sus hijos, y, no obstante, somos muy reacios a presentar nuestras necesidades delante de Dios». Esta triste realidad hay que revertirla en este próximo periodo de la UAE. En épocas históricas de necesidad, e incluso críticas como estas, acercarse a Dios, pasar más tiempo con él, ocuparse de los problemas y al mismo tiempo despreocuparse en su providencia, es un plus fruto de la fe. En crisis, se necesita más que nunca: “Encomienda a Dios tu camino, confía en él, y él hará” (Sal. 37: 5).

5. TESTIMONIO PARA LA HORA ACTUAL. Es hora de que comprendamos que hablar de misión no es hablar sólo de doctrinas, como se desprende muy bien del ejemplo de Jesús. Hay una “verdad presente” hoy. Fenómenos que han provocado la actual y gigantesca crisis global. La voz ética de la iglesia debe oírse en pecados tan omnipresentes en nuestra sociedad occidental como el egoísmo, el materialismo, el consumismo, la desvalorización de la familia y de la educación... La iglesia tiene que dar un sonido certero al confundido hombre contemporáneo, pero para eso debemos de dejar de estar confundidos nosotros mismos... Y también prestar ayuda a los que sufren el mayor golpe de la crisis. Algo debe sugerirnos a nuestro concepto de misión, y a nuestras conciencias, que Jesús haya dedicado la mayor parte de su tiempo a la obra social. En este testimonio no deberíamos olvidarnos de la creciente mente secular occidental a la que hay que comprender, valorar… y ayudar. Por la situación de crisis e incertidumbre actual, la iglesia tendrá más oportunidades de ser contracultura, a la manera de Cristo. “He aquí ahora el tiempo aceptable” (2 Cor. 6: 2).

6. ÉNFASIS EN LA ESPERANZA BIENAVENTURADA. La esperanza de una vida mejor en “nuevos cielos y nueva tierra”, con nuestro cuerpo y nuestras identidades. Aquí, en la tierra, no con alas que nos permitan volar por el cielo eternamente, o en otros mundos a los que fuimos rescatados por naves supertecnológicas. Quizás no seamos muy conscientes, incluso por saturación, pero en la hora actual se está predicando otro evangelio: el del catastrofismo. El mundo cinematográfico, la literatura y los medios de comunicación nos están bombardeando con un apocalipsis secularizado. De hecho hay ya una sección para hablar del “cine del fin del mundo”: 2012, Independence Day, Melancolía, El planeta de los simios, La hora final, El día después, Cuando los mundos chocan, Apocalipse now… Ante este nuevo evangelio secular, la iglesia debe predicar el evangelio eterno. La esperanza cristiana no es escapar de un gran tsunami con gigantescas olas que cubrirán los grandes rascacielos, o terremotos que engullen ciudades enteras, o rescates en gigantescas naves nodrizas… La “verdad presente” es que la salvación está cerca, que viene de un Dios que nos ama, que habrá nuevos cielos y nueva tierra en los cuales morará la justicia, y que viviremos eternamente… y felices. Hace falta énfasis, énfasis… Lo llevamos en nuestra ADN: somos adventistas…

7. NUESTRA MAYOR TAREA ES EVANGELIZAR EL CORAZÓN. No se trata de llegar al conocimiento de muchas cosas sino de llegar al corazón de la gente, incluidos los propios hermanos en la fe. Hay que plantar y alimentar la semilla del evangelio de forma que cada uno encuentre en la Palabra y en Jesús el bálsamo que cura las heridas de la vida, de la convivencia, de los errores, que acepta los límites… Toda la existencia, así, se reestructura en torno al evangelio. La gracia, el perdón, el amor… deben ser elementos claves en la vida de las personas y que deben ser puestos en evidencia y enfatizados por nuestra iglesia, y enseñados desde los mismos estudios bíblicos hasta los sermones cotidianos. El evangelio, Jesús, es el psicólogo que necesita la humanidad. Si evangelizamos la mente pero no el corazón haremos muchos adeptos pero pocos cristianos…

8. SEMINARIOS ANUALES EN TODAS LAS IGLESIAS SOBRE TEMAS CANDENTES Y DE NIVEL (de los del tipo Fòrum Paulí de Barcelona). Formar a los laicos sobre las grandes líneas de pensamiento actuales. Algunos ejemplos: “Informe Bilderberg”, “Auge de la masonería”, “La ética de los no creyentes”, “Pluralismo y unidad”, “Cuando la fe no se traduce en ética…”, “Evangelizar lo profundo del corazón”, “Somos (cristianos) o simplemente estamos (en la iglesia)”, “La mayordomía de la creación”, “La Trinidad, lejos de ser absurda, es la solución”, “La ética de las guerras y de los intereses”, etcétera, etcétera, etcétera.

9. QUE LOS CATECÚMENOS QUE RECIBEN ESTUDIOS BÍBLICOS, ADEMÁS DEL CONOCIMIENTO DE LAS DOCTRINAS, RECIBAN UNA FORMACIÓN BÁSICA DE ÉTICA CRISTIANA. Se suele dar por sabido porque los padres o la sociedad ya informa a través de su sistema educativo y otros medios. El problema es que estamos dejando que sea la sociedad la que forme a nuestros miembros y nos olvidamos de que la ética cristiana debe ser más rigurosa en cuanto a los valores, en la atención a “las avenidas del alma” (lo que ve, oye, se piensa…), en cómo actuar ante los dilemas morales… No estaría de más que desde la Unión se promuevan en las iglesias locales seminarios de ética, que incluyan la cristiana. Estos seminarios podrían formar parte del plan mundial que promueve el reavivamiento y la reforma, al igual que los planes señalados anteriormente.

10. QUE LA FORMACIÓN DE LOS PASTORES EN EL SEMINARIO SEA MÁS SÓLIDA. La formación humanista del pastor hoy es básica si no quiere tener problemas de liderazgo en sus iglesias... o que sus sermones sean irrelevantes cada sábado. Los pastores deben estudiar Teología en profundidad para que puedan conocer las corrientes de pensamiento que sí conocen sus miembros de iglesia más inquietos. Y, por otra parte, de cara a la evangelización es imprescindible entender la mente secular, a los agnósticos, los ateos, los indiferentes... Y también los grandes movimientos religiosos. Hay todo un mundo alrededor nuestro que nos es altamente desconocido. El estudio, formación y profundización en las Sagradas Escrituras son BÁSICOS. Pero ineludiblemente los pastores deben conocer los problemas que afectan al hombre contemporáneo y esto no debe depender del interés personal sino formar parte de los programas de estudio. El que hay ahora, recientemente aprobado por el gobierno, es estupendo pero debe complementarse con los aspectos que aquí se señalan.

11. QUE SE REVISE EL CONTENIDO Y DURACIÓN DE ALGUNAS CEREMONIAS RELIGIOSAS. En materia religiosa siempre hay que ser sensibles a dos peligros: las inercias y el formalismo. Sólo voy a poner dos ejemplos: Uno, los programas de Escuela Sabática que deben ser dinamizados desde el departamento nacional, especialmente el estudio de la Palabra. Dos, las interminables ceremonias de consagración de los pastores que duran... ¡horas! Más de tres cuartos de hora o una hora atenta contra la reverencia... y desvirtúa la necesaria humildad e indignidad personal con que debe asumirse tan alta e importante función en la iglesia como lo es la del pastorado.


Estas propuestas no pretenden ser la solución a nada. A algunos les parecerán muy avanzadas, y a otros que se quedan cortas. No faltarán quienes piensen que son críticas porque en algunos casos rompen con inercias de mucho tiempo. En mi ánimo, son un análisis formulado en forma de propuestas. Forman parte del debate de las ideas propio de un periodo anterior a una Asamblea de la Unión. Estamos en ese tiempo. Después allí, ya en Asamblea, se tomarán las decisiones. Esta fase a mí me parece esencial porque a la XIX Asamblea hay que acudir no para discutir sobre las ocurrencias que vayan surgiendo sobre la marcha sino con las ideas claras. Después estas se discuten y unas se aceptan y otras se rechazan con buen espíritu.

Y sólo después de saber qué queremos vendría la parte más impactante: el debate de las personas que tienen que gestionar esas ideas. Este aspecto destaca tanto que solemos relegar a un segundo plano ese debate de las ideas, de saber qué tipo de iglesia y de estrategia queremos diseñar. Es más, una vez debatidas las ideas, habría que crear un perfil del dirigente adecuado para gestionarlas. Este sería el proceso lógico, ordenado y con las menores concesiones al albur…

Así pues, os dejo este instrumento de trabajo para presentar aquello que consideréis oportuno en la XIX Asamblea. Entre tanto aquí os invito a debatirlo y, por supuesto, a enriquecerlo.

Luis González

Madrid, 12 de enero de 2012

20 comentarios:

  1. Considero muy oportunas estas bases que desarrollas en el artículo. Es el momento adecuando para estudiarlos con detenimiento y que nuestros delegados, como representantes nuestros, los expongan y desarrollen con determinación en la próxima Asamblea.
    Indudablemente la iglesia nunca podrá potenciar estos cambios si el Espíritu Santo no los impulsa. Pero a menudo utilizamos perversamente al Espíritu Santo en nuestro interés y a nuestra conveniencia.
    Pero no vale lamentarse. Ahora se nos presenta una buena ocasión para dar un paso adelante. Efectivamente la iglesia necesita una reforma profunda. Hay descontento por cómo se han hecho y se hacen las cosas. Los nuevos tiempos que vivimos nos obligan a reorientar y encontrar maneras efectivas de hacer las cosas mejor, de ser un ejemplo de buena gestión y de buen trabajo. Hay conductas reprobables que tienen que corregirse sin demora. Tal vez haya que hacer cambios dolorosos. Pero en definitiva se trata de ejercer nuestra labor de buenos mayordomos, fieles, comprometidos, generosos, solidarios…
    Efectivamente es urgente una conversión institucional. La iglesia como institución debe dejarse enseñar también y debe ejercer humildad en este aprendizaje.
    El cambio en las diferentes áreas que mencionas es una expresión externa de nuestra conversión interior. Es mi deseo que en estas jornadas el Espíritu Santo pueda convertirnos y darnos poder para acometer este desafío.
    Gracias por tu magnífico artículo, valiente, audaz y tan necesario.
    Saludos,
    MF.Sánchez Bravo.

    ResponderEliminar
  2. MF:

    Como bien dices, ninguna reforma tendrá éxito sin un reavivamiento de la verdadera espiritualidad. Por eso, estas Bases para una Reforma de la UAE incluyen el Área de la Vida Espiritual. La verdadera tarea de la iglesia es Evangelizar lo Profundo del Corazón, tanto de sus miembros como sus programas de evangelismo. Pero es evidente que cada reavivamiento debe conducir necesariamente a una reforma.

    “No vale lamentarse”, dices. Yo creo que este tiempo de crisis es el momento oportuno para hacer cambios importantes. No hay excusa para no hacerlos. Dios nos pone la oportunidad en la palma de la mano.

    Porque siempre se dice y predica en la fidelidad en diezmos y ofrendas. Pero esa fidelidad también hay que reivindicarla sobre los gastos, sobre lo legal, sobre lo correcto... La fidelidad a Dios en los ingresos conlleva necesariamente la fidelidad a Dios en los gastos. Nuestros dirigentes hablan mucho de la primera pero muy poco de la segunda. Pues bien, la iglesia, los laicos, reclamamos ambas.

    ResponderEliminar
  3. Luis, te doy mi enhorabuena por la voluntad de cambio de tus propuestas. Espero y deseo que este artículo haya llegado al mayor número posible de hermanos, incluidos los dirigentes de nuestra iglesia, y que éstos tengan, tengamos la misma disposición de cambio y renovación que aquí nos presentas.

    Es necesario un cambio a muchos niveles y como entidad en su conjunto. Pero sobretodo, yo añadiría que el eje del cambio tiene que ser predicar al mundo, que lleva ya demasiado tiempo abandonado. Han pasado ya 19 años desde que me bauticé y aún la iglesia como conjunto sigue mirando hacia sí misma. Por supuesto, no descarto que la labor también es individual, pero no debemos escudarnos en esto para no hacer apenas. Todos los ámbitos de la iglesia deberían tener este objetivo como eje motor. Todo debería ser planificado y girar hacia este propósito. Así, mirando hacia fuera nos olvidaríamos de nosotros mismos y todo funcionaría mucho mejor. Cuando uno piensa en predicar y ayudar al mundo es cuando uno crece espiritualmente. Alimentarse entre los hermanos como casi único objetivo es ir muriendo... en mi opinión. Se nos ha influido mucho más en el "apartarse del mundo" que en el "id y predicad" y esto ha reforzado una actitud sectaria y burbujera muy peligrosa para el cristiano. ¡Rompamos ya con esta dinámica autocontemplativa y busquemos el cambio ya! Hay mucho mundo al que ayudar y responsabilidad cristiana que acometer.

    Un saludo,
    Ruth Hidalgo.

    ResponderEliminar
  4. Ruth:

    Te agradezco tu comentario que añade un énfasis especial en que debemos mirar hacia fuera que hacia dentro. Una cosa y otra no son incompatibles como de alguna forma indicas.

    De lo que sí estoy convencido es que nuestra generación es muy especial y que debe hacer un énfasis especial a la Segunda Venida, que si está contemplado en el programa que propongo. Este será el mayor acontecimiento de la historia y es muy probable que nos toque vivirlo... y sin embargo nos está pasando como en la primera venida de Jesús: parece que nadie lo está esperando.

    Tu reflexión nos enriquece.

    ResponderEliminar
  5. De acuerdo contigo. ¡Hay mucho que cambiar pero con buena disposición todo es posible! Es cuestión de voluntad.

    Un abrazo,
    Ruth

    ResponderEliminar
  6. Creo que el documento de cabecera (extenso, intenso, meditado y riguroso) merece la mayor consideración por parte de todos. Máxime cuando estamos a las puertas de una nueva asamblea general.

    Una iglesia más sana y transparente por dentro será sin duda más presentable para los amigos que vengan a visitarla. Y a fin de cuentas, nuestra misión es mostrarles un cristianismo atractivo. Ciertamente, para llevarlos a Cristo, no a la iglesia. Pero sin dejar de reconocer que esta es el principal instrumento humano de Dios en la tierra.

    Así pues, bendita sea la llamada a la regeneración en todos los órdenes que el texto transpira. Se podrá discrepar en algún punto menor (como es mi caso), pero se han de admitir tanto la visión práctica y resolutiva como la buena voluntad que impregna cada una de sus líneas.

    Permítaseme añadir además la expresión de mi gratitud al autor, Luis González, por su esfuerzo. Sé lo que ha sufrido estos años. Y ahora, con la Asamblea ya a la vuelta de menos de dos semanas, no puedo dejar de recordar cómo se le hurtó el derecho a asistir a la anterior retirándole la credencial, pese a haber sido elegido delegado. Dicha retirada, por cierto, estuvo repleta de irregularidades (sé de lo que hablo porque viví el caso de cerca y en su momento lo denuncié prolijamente).

    Saludos fraternales.

    ResponderEliminar
  7. Juanfer:

    No hay que darle más importancia, Juanfer, a los problemas del pasado. Como digo en las Bases, no tenemos ningún compromiso con la cuenta de resultados... ni con los resultados de las cuentas que nos echamos, sino con los valores morales que emanan de Dios. Dios es juez justo y de una forma u otra, hace justicia. Pero también es amor. Y esa combinación, amor-justicia, es perfecta.

    Lo importante es proyectarse hacia el futuro (el cristiano siempre tiene que tener en su mente el futuro), y para esto pueden ayudar las Bases. Y todavía un poco más allá, el futuro es esplendoroso.

    Me encanta, y por eso lo subrayo, la expresión que utilizas: “llevarlos a Cristo, no a la iglesia”. En principio, estos no son conjuntos disjuntos. El ideal es que ambos coincidan. Pero en caso de crisis, la iglesia puede fallarnos pero Cristo nunca. El que está en Cristo se encuentra fuertemente anclado.

    Gracias por ser tu amabilidad.

    ResponderEliminar
  8. He recibido en la cuenta del blog el siguiente comentario de un hermano:

    «Cuando he leído el título "Bases para una reforma Administrativa, Ética y Espiritual" me he puesto a revisar el documento en el que sólo he encontrado dos ÁREAS de propuestas: 1ª Transparencia, 2ª Administración. Aunque el título menciona una reforma espiritual, es una lástima que no se haya incluido un AREA de reformas espirituales.

    »La iglesia está en decadencia y languidece no por falta de normas. El problema de fondo es un problema espiritual. Podrían cambiarse todas las normas administrativas que hacen que la iglesia parezca más una secta que la Iglesia de Dios, pero sin un profundo reavivamiento espiritual nuestra iglesia no será más que una "empresa religiosa" mal gestionada y poco profesional. Y el verdadero reavivamiento sólo surge del verdadero arrepentimiento. Esa es la mayor necesidad de los dirigentes y de la iglesia. Cualquier cosa que se consiga sin haber pasado por ese proceso, no servirá más que para blanquear el sepulcro un poquito más.»

    ResponderEliminar
  9. Una respuesta al comentario recibido en la cuenta el blog de Jonás Berea y publicado ayer a las 9:46:

    No entiendo por qué razón sólo ha encontrado dos ÁREAS de propuestas. Tal y como se puede ver más arriba hay dos más: 3ª ECONOMÍA DE LA IGLESIA, en la que se hacen diez propuestas, y 4ª VIDA ESPIRITUAL, con once propuestas.

    Y, dichos sea de paso, estoy plenísimamente de acuerdo con tu análisis de que el problema de fondo es un problema espiritual (REAVIVAMIENTO), lo cual no excluye soluciones en otras áreas que necesitan REFORMA. En las raíces profundas adventistas ambas deben ir unidas.

    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  10. LLEGAN MÁS COMENTARIOS A LA CUENTA DE CORREO DEL BLOG, QUE REPRODUZCO AQUÍ CON EL PERMISO DEL REMITENTE:

    «Los laicos son también cómplices de la situación porque han creado un síndrome de "pastoritis" (un cura en cada iglesia) que les hace creer que sin pastor no pueden hacer nada, o que el pastor tiene que visitarles si se resfrían. Lo uno y lo otro ha creado una relación viciosa que está muy lejos de lo que el evangelio nos muestra. Parecemos híbridos advento-católicos.

    »Sugiero algunas propuestas concretas para poder mejorar nuestra iglesia:

    »1) Quizá sólo con esta sería suficiente para que tanto pastores como laicos salieran de su enfermiza relación de simbiosis espiritual.

    »El pastor debiera ser lo que en la iglesia primitiva eran los apóstoles. Coordinadores de distrito cuya labor fuera más de supervisión. Ellos les dejaría más tiempo para dedicarse a predicar el evangelio FUERA de las iglesias locales. De ese modo, los ancianos pasarían a ser dirigentes reales de la congregación local y no meros escoltas de pastores que rara vez se enfrentan a su "superior" espiritual por temor a ser mal visto por el sistema. Los ancianos debieran dirigir juntas de iglesias, asambleas administrativas, y también bautizar si fuera el caso. De esa forma estaríamos cumpliendo con el modelo bíblico de la iglesia primitiva. De paso, "El obrero es digno de su salario". Esas palabras siempre han sido usadas para justificar el sueldo a los pastores, pero esas palabras que se atribuyen a Pablo fueron dichas primero por el mismo Jesús haciendo referencia a los laicos. Hoy parece que sólo puede cobrar del evangelio el pastor. Otra desviación más del evangelio que hace de los pastores asalariados religiosos en exclusividad.

    »2) En el plano administrativo, creo que las empresas del mundo nos dan ejemplos de su organización y transparencia, pero me limito a mencionar dos:

    »2.1 Si yo soy socio accionista de una empresa, se me debe explicar hasta el último dato económico de la gestión de la empresa, si así lo requiero. Bien sea el presupuesto anual, gastos-ingresos, beneficios... En nuestra iglesia hay un "ocultismo financiero" pavoroso.

    »2.2 Cuando una empresa comete un error tiene en marcha diversos mecanismos para: 1) Localizar el error 2) Estudiarlo y 3) Corregirlo. Este proceso tan simple se conoce en una cadena de producción como "Análisis de Control de Riesgos de Puntos Críticos". Este es un mecanismo automático que en el mundo empresarial está bien instaurado y que nadie pone en duda. Esta predisposición a reconocer y estudiar y corregir errores no se tiene en nuestro medio que tiende más a ocultar, no estudiar y lógicamente no corregir. Si es que vas a asistir a la asamblea, escucha si en algún momento algún dirigente, algún ponente, hace alguna mención a algo que hicimos mal durante los últimos cinco años que debemos de corregir para no volverlo a hacer. Posiblemente, no lo escuches porque:

    »"Entre aquellos que ocupan posiciones de responsabilidad, hay una falta de disposición a confesar, tras haber errado; y su negligencia está conduciendo al desastre, no solamente a ellos mismos, sino también a las iglesias. En todo lugar, nuestro pueblo está grandemente necesitado de humillar su corazón ante Dios y confesar sus pecados. Pero cuando se hace evidente que sus pastores, ancianos, u otros hombres en puestos de responsabilidad han adoptado posturas equivocadas, y sin embargo se excusan a sí mismos y no hacen confesión, los miembros de la iglesia demasiado a menudo siguen un curso idéntico. De esa forma se ponen en peligro muchas almas, y la presencia y el poder de Dios son expulsados de su pueblo" (Review and Herald, 16 Diciembre, 1890).

    »"Que nuestras reuniones, cuando nos juntamos, sean períodos de examen de conciencia y de confesión." (Review and Herald, 22 de julio de 1909; Ser Semejantes a Jesús, 213).»

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesantísima la reflexión que adjunta Jonás Berea. Se nota que conoces bien la iglesia.

      Eliminar
  11. Decir que los gastos generales de Safeliz aumentaron 25% al trasladar su sede de Madrid a Colmenar Viejo, me parece poco serio hacer esta afirmación sin dar datos concretos. No creo que eso se pueda demostrar.

    ResponderEliminar
  12. Según las últimas noticias referente a la XIX Asamblea de la Unión Española, más de lo mismo. Parece que todo va a seguir igual. La máxima de que hay que cambiar algo para que todo siga como siempre, se ha impuesto. Y luego hay quien cuestiona la opinión del paralelismo, no en la forma pero sí en el fondo, entre la jóven Iglesia Adventista y la milenaria Iglesia Católica. La consigna, llegada desde Norteamérica por la Conferencia General: Reavivamiento y Reforma, se va a quedar, creo, en un poco de reavivamiento y prácticamente ninguna reforma. En fin, esperemos que con el tiempo podamos saber y comprender más y mejor de los entresijos de la XIX Asamblea. Se dice, con toda razón, que la soberanía de la Iglesia Adventista reside en sus miembros. Pero en todos y cada uno de sus miembros. Y lo de jefes o líderes, ni una cosa ni la otra. La Iglesia necesita, pienso, servidores. Servidores dispuestos a predicar a los miembros de la iglesia y salir fuera de la congregación para predicar, también y especialmente, al mundo no eclesial. Si alguien sabe o conoce la trastienda de la XIX Asamblea, por favor, que no dude en informarnos en libertad...
    Un cordial y fraternal abrazo a todos

    P.D. Estimado Luis Gonzáles, no te conocía. Empecé a leerte y observar que, aunque posiblemente discrepemos en poco, coincidimos en muchos de los temas que expones. Es un placer leer tus comentarios, opiniones e ideas que expresas con libertad, espíritu constructivo y caridad cristiana. Pero si me permites una observación, una humilde observación, te diré, o mejor, te recordaré que, como dice Cervantes en su obra: El Quijote de la Mancha, Sancho, con la Iglesia (cualquier iglesia) hemos topado. Un saludo afectuoso y mucho ánimo...

    ResponderEliminar
  13. Respuesta para Anónimo (dos comentarios):

    El dato del aumento del 25% de los Gastos Generales de Editorial Safeliz al trasladarse a Colmenar, no es cálculo mental mío. He sido miembro del Consejo Administrativo de esa institución y el porcentaje fue dado por el propio administrador de la casa. Se trata, pues, de un dato oficial, no de una opinión. Pero es que resulta lógico. Colmenar está en un desvío del km 33. Aumentan, pues, y mucho, los gastos de desplazamiento, los de amortización de vehículos. La factura del aire acondicionado y la calefacción se disparan porque no es lo mismo la necesidad energética de un edificio que le da el aire por los cuatro costados que otro que está encajado entre otros edificios de la misma calle en Madrid. Y lo mismo podríamos decir de la electricidad... Por ejemplo, en el polígono industrial de Colmenar es obligatorio, por razones de seguridad, tener alumbrado toda la noche todo el recinto. E imagínate el tiempo que se pierde simplemente por ir a Madrid a hacer alguna gestión... Antes era una cosa rápida y, además el Metro estaba a unos pocos metros de distancia... ahora a poco que te entretengas o haya mucho tráfico, echas la mañana... En fin, son muchos datos que no puedo dar aquí enteramente pero lo dicho ya, creo, los justifica.

    El problema de la iglesia es que ha perdido el espíritu de pioneros altruistas, de las convicciones intensas y se está convirtiendo en una multinacional con la evidente pérdida de valores. Y recojo ti observación tomada de El Quijote: “Con la iglesia hemos topado”, una queja que implica haberse encontrado con algo demasiado poderoso...

    Algunas de las propuestas que hago en el artículo de arriba van encaminadas precisamente a quitar poder personal para dárselo a quien lo tiene de verdad: los miembros de iglesia. Sólo así evitaremos una degradación que pueda ser irreversible.

    Yo creo que ha llegado el tiempo de redimensionar esas convicciones profundas. Estamos dormidos y nuestros principios son difusos pero tampoco hay que desesperar porque así estaba profetizados (vírgenes dormidas mientras esperan al esposo, tibieza laodicense...). Simplemente hay que enfatizar en “Más del Espíritu Santo y menos del espíritu ‘tanto’”

    Te agradezco tus dos comentarios y reflexión que nos enriquece a todos.

    ResponderEliminar
  14. "Según las últimas noticias referente a la XIX Asamblea de la Unión Española, más de lo mismo. Parece que todo va a seguir igual...." Pues va a ser que NO. ¡Basta YA! Si es verdad en el último comentario pone algo de "Estamos dormidos..." pues sí, la mayoría, pero ya hay muchos que están despiertos, como yo, (son las 2:20) y hablando de muchos temas que vienen aquí muy bien detallados y yo sobre todo apostaré por el primer tema (área): Transparencia. Sin conocerte estoy convencido de que este documento ha sido enviado a los dirigentes y de manera especial al ex y... actual presidente (es que es por primera vez presidente electo y eso importa). Como igual de convencido estoy de falta de contestación por parte de los cargos de la iglesia. Y no llegará en los próximos 5 años. Por eso dije basta ya. Hay que actuar. Una pregunta sencilla: "¿La caída dramática de ingresos les hará bajar de sus coches oficiales, para hablar con los 'donantes'"? Yo creo que sí.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo:

    Da gusto saber que hay gente no dormida. El reavivamiento y la reforma no sólo comenzará por ellos sino que producirán un efecto dominó en las conciencias de los demás. Cuanta más gente despierta, mejor.

    A mí no me consta que este documento lo haya recibido el ex... y actual presidente... aunque no me extrañaría. Yo desde luego no se lo he enviado. Por lo que le conozco sé que sería inútil.

    Ahora bien, otros han publicado en Café Hispano artículos sobre la transparencia y, sí, parece que entre unos y otros el tema ha tenido alguna repercusión en la Asamblea.

    Yo creo que lo que más les empujará a tomar decisiones en la dirección correcta es el número de personas que les persuadan a cambiar. La caída de ingresos por diezmos lo que les moverá es a predicar masivamente sobre la mayordomía y la fidelidad a Dios, es decir haciendo ver que son los demás los que no hacen bien las cosas en vez de reflexionar sobre los errores propios. Me consta que algunas personas que daban diezmos generosos han dejado de hacerlo en el campo español a causa de la pésima gestión de algunos problemas, y cuando se lo mencionas a los dirigentes... pues... ¡como el que oye llover!; porque no quieren reconocer sus errores. De todas formas, sí, es una tipo de presión que suelen entender... tarde o temprano.

    De todas formas yo no recomendaría a nadie que deje de dar el diezmo. El cómo, el dónde y el qué se dé, debe ser un asunto entre Dios y él. Incluso algunos ofrecen dos diezmos en vez de uno...

    De nuevo, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi sugerencia era dejar de ingresar el diezmo en la tesorería de esta Unión, no de "robar a Dios". La misma hermana White hizo lo correcto en su día cuando cambio de destinatario para sus diezmos.

      Eliminar
    2. Anónimo: ¿Podrías aportar la referencia donde se explica que Elena de White cambio de destinatario para sus diezmos? Muchas gracias.

      Eliminar
  16. Antonio - Sun, 04/08/2012 - 06:16
    Acabo de ver y escuchar las últimas palabras del reelegido presidente de la cosa (Iglesia Adventista de España) Jesús Calvo Manso y me ha llamado poderosamente la atención la siguiente frase:

    Hay que pensar, pero no mucho. Porque si piensas mucho terminas pensando mal. Y es cuando llega la duda.

    O sea, que según el reelegido presidente de la Unión Adventista Española, Jesús Calvo Manso, pensar es bueno. Pero pensar mucho, demasiado o todo el tiempo, puede dañarnos seriamente la salud. Creo, sinceramente, que hay que agradecerle al pastor Jesús Calvo su recomendación y su interés, como hacen los gobiernos excesivamente intervencionistas con las libertades de los ciudadanos, en ocuparse y preocuparse por nuestra salud, (recuerdo que en lengua francesa salud también significa salvación) por nuestra salud ¿salvación?.
    Pero lo malo, o peor, según se mire, es que si el reformador alemán, Martín Lutero, hubiera hecho lo que nuestro ya presidente adventista ha indicado en la clausura de la XIX Asamblea de la Unión Española, hoy no existiríamos. Ni los adventistas, ni ninguna otra denominación cristiana surgida e inspirada de la Reforma Protestante.

    Y a mí que las palabras del pastor Jesús Calvo me suenan...? Sí, me suenan haberlas leído y escuchado en ciertos sectores de la iglesia católica, tradicional, histórica y especialmente en la Curia vaticana. Si así hubiera o hubiese sucedido, pensar poco o a la medida de los dirigentes de turno, casi nadie habría podido leer, estudiar y descubrir el conocimiento, la sabiduría y la verdadera salvación en la Biblia. Es decir, en la Palabra de Dios. Ni el progreso en lo social, económico y las libertades individuales hubieran sido posible sin pensar y pensar todo el tiempo. Debemos dar gracias a los hombres y mujeres que por pensar y pensar hasta jugarse la vida con la amenaza de la Inquisición, persecución política y rechazo social, hemos conseguido y estamos donde estamos por todos ell@s.
    Además, la Biblia está llena de textos donde nos convida a estudiar y a pensar sin cesar. Pablo dice: Escudriñarlo todo, más retener lo bueno. Y en Proverbios encontramos los mejores consejos acerca de la sabiduría, el conocimiento y el pensamiento: SABIDURIA ANTE TODO: ADQUIERE SABIDURIA; Y ANTE TODA TU POSESION ADQUIERE INTELIGENCIA. Proverbios 4, 7.
    Lo dicho, más de lo mismo. Al parecer el pensar, dudar y cuestionar produce vértigo. Como la libertad. Debe ser más cómodo pastorear el REBAÑO DE OVEJAS si éstas no piensan demasiado. Un servidor debe ser una oveja negra, porque no paro de pensar y cuestionar todo en libertad. Porque, y lo digo muy en serio y con sentimiento y conocimiento biblíco y espiritu cristiano: Cuando pienso, me siento mal. Pero cuando no pienso en nada (o un poquito como recomienda el pastor Jesús Calvo) me siento mucho peor.
    Un cordial saludo y fraternal abrazo a todos...
    P.D.Publicado por un servidor en Café Hispano el domingo pasado

    ResponderEliminar
  17. COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA


    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia.

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente.


    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años

    ResponderEliminar