miércoles, 27 de agosto de 2014

Los cristianos de Oriente Próximo, los palestinos y la Iglesia Adventista



Por Jonás Berea (jonasberea@gmail.com)
Publicado también en Café Hispano (Spectrum)

El 12 de agosto de 2014 el presidente mundial de la Iglesia Adventista, Ted Wilson, emitió una declaración expresando su «gran tristeza y profunda preocupación» por «la trágica situación en la que decenas de miles de cristianos y otros han sido sometidos a persecución, coerción, asesinatos, intimidación y falta de libertad religiosa en ciertas áreas de Irak y Siria». Wilson hace un llamamiento a los adventistas del mundo «para que oren por las víctimas del extremismo religioso y la intolerancia» y por «las diversas minorías religiosas que están siendo atacadas por sus convicciones religiosas y sus creencias».

Conociendo las terribles agresiones a que están siendo sometidas algunas minorías religiosas en Oriente Próximo, estas palabras de Wilson serían apropiadas, en principio. ¡Cómo no vamos a orar por estas personas que están sufriendo asesinatos y torturas! Pero hay algunos problemas por los que esta declaración de Wilson es muy preocupante: uno es que el comunicado sigue diciendo que «es importante que la comunidad internacional actúe unida para detener la persecución de creyentes cristianos y de otros que representan a quienes han vivido en relativa paz con sus vecinos musulmanes en Oriente Próximo durante cientos de años». Otro problema es el contexto en el que aparece. Analicemos ambas cuestiones:

1. En el mundo actual están teniendo lugar muchas agresiones a minorías. La Iglesia Adventista, que ha publicado en las últimas décadas declaraciones generales sobre diversos asuntos de actualidad, no suele hacer muchos comunicados sobre situaciones específicas. ¿Qué criterios conducen a los dirigentes (en este caso al presidente, que parece haber redactado la nota sin la participación de ningún órgano colegiado) a expresarse sobre unos casos, y guardar silencio sobre otros?

2. La nota apela a que «la comunidad internacional actúe» para detener estas matanzas. Todos sabemos a qué hace referencia la expresión “la comunidad internacional”, utilizada habitualmente en las relaciones internacionales: a Estados Unidos y sus aliados. ¿Qué tipo de actuación espera Wilson que hagan las potencias que dominan el mundo? Es muy preocupante que esta declaración se publique la misma semana en que Obama anuncia bombardeos con los que, dice, pretende debilitar las posiciones del “Estado Islámico” y defender a las minorías religiosas que están sufriendo persecución en la zona. Al leer la nota de Wilson, es inevitable pensar en las medidas tomadas por el presidente de su país en este preciso momento. Nadie medianamente informado puede creer que esta superpotencia (o cualquier otra en su situación) actué de forma altruista para defender a colectivos concretos, y resulta obvio que actúa por intereses propios (véase el artículo Ni uno de los nueve motivos del bombardeo de Irak es “humanitario”).

3. Los cristianos (y otros colectivos) llevan más de tres años sufriendo masacres por parte de los llamados “rebeldes” de Siria. No tengo noticia de que en estos años haya habido ningún comunicado oficial de nuestra iglesia denunciando estas tragedias y pidiendo algún tipo de “intervención”. “Casualmente”, en todos estos años el gobierno de Estados Unidos, las potencias europeas y sus aliados regionales (el Estado de Israel, Arabia Saudí y Qatar) han estado financiando y apoyando a los llamados “rebeldes” sirios, que no son más que una amalgama de terroristas y extremistas islámicos que han sembrado el terror (incluso usando, ellos sí, armas químicas), mientras los cristianos (y la inmensa mayoría) del país apoyaba a Basar el-Asad, bajo cuyo régimen (y el de su padre) se mantuvo la convivencia religiosa durante décadas. Pero, claro, Asad es la bestia negra de Estados Unidos, y no es políticamente correcto defender a quienes le apoyan; ni lo ha sido condenar a los fanáticos que persiguen a los cristianos, hasta que la situación de estos ha sido clamorosa, y hasta que factores como la intervención de Rusia contribuyeron a cierta moderación (más bien disimulo) en el apoyo occidental a los terroristas.

4. Ante los medios de comunicación de masas parecería que de repente la minoría cristiana, y otras, de la zona, empiezan a sufrir persecución religiosa. Y entonces hacemos un comunicado. Pero si no se analizan las causas de lo que está ocurriendo, una declaración de este tipo, por muy bienintencionada que sea, no significa más que sumarse a la campaña internacional de moda, la que todos los medios del sistema nos dicen que debemos atender. El escritor español Juan Manuel de Prada ponía el dedo en la llaga sobre estos asuntos recientemente, haciendo referencia a los creyentes de su iglesia: «En estos días escucho muchos lloriqueos en ámbitos católicos por la persecución que sufren los cristianos en Oriente Próximo; en cambio, escucho menos deseos de reconocer, mediante un acto de contrición sincera, cuáles son las verdaderas causas de esa persecución. También me llama la atención que en determinados medios sedicentemente católicos, cada vez que hay que explicar lo que está sucediendo en Oriente Próximo, se recurra a la autoridad de “analistas de política internacional”, “expertos en geoestrategia” y demás ganapanes neocones, liberales o progres […] y no se dé voz a cristianos iraquíes, sirios o palestinos, que son los que están sufriendo en sus propias carnes la persecución, y conocen perfectamente sus causas. Y no se les da voz porque se sabe que lo que van a decir no cuadra con toda la alfalfa que se nos ha obligado a deglutir durante estos años; que se nos sigue obligando a deglutir hoy» (ABC, 27.7.14).

5. Los cristianos de Oriente Próximo, con todos los problemas que pudieran tener, vivían en general en convivencia bastante aceptable con sus vecinos en países como Irak y Siria, protegidos por los regímenes laicistas de los baazistas Sadam Hussein y Hafez el-Asad. Hasta que en 1990 Estados Unidos y sus secuaces comenzaron a “intervenir” en la región, generando una oleada de inestabilidad, guerras y terrorismo que ha asolado la zona hasta hoy, y sembrando semillas de odio y destrucción que durarán indefinidamente. No es el Oriente Próximo fuera un remanso de paz antes de esa fecha, ni que los regímenes que en ella existían antes y hay ahora sean modélicos, ni mucho menos; pero es evidente que la configuración del “Nuevo Orden Mundial” que George W. H. Bush anunció en su discurso del 11 de septiembre de 1990 ha multiplicado por mil los problemas de esta área (y de todo el mundo), y no ha solucionado ninguno de los que había.

6. La declaración de Wilson resulta especialmente dolorosa al haber sido emitida cuando el mundo entero lleva semanas contemplando impasible, una vez más, el exterminio de miles de palestinos (incluidos cientos de niños) y la destrucción de su miserable “campo de concentración” de Gaza por parte del Estado de Israel. ¿Por qué nuestra iglesia no ha clamado contra esta masacre, que por cierto (aunque esto es lo de menos) está afectando también a la minoría cristiana palestina? Retomo a De Prada: «Lo acaba de decir Michel Sabbah, patriarca emérito de Jerusalén: “Lo que está ocurriendo en Gaza no es una guerra, sino una masacre” […]. Los cristianos palestinos saben perfectamente que las iglesias que han sido destruidas en Gaza no lo han sido por Hamás, sino por Israel. También los cristianos sirios saben quiénes han financiado y asesorado a la chusma que martiriza a sus hermanos. Y los cristianos iraquíes saben quiénes han sido los causantes de la feroz persecución y éxodo que padecen en estos días. Pero aquí nos basta con lloriquear por nuestros pobrecitos hermanos perseguidos, sin querer conocer las causas; o, todavía peor, impidiendo que nuestros hermanos perseguidos nos las expliquen, porque para eso ya tenemos nosotros a nuestros “especialistas” tertulianeses, a sueldo de la embajada americana o israelí (o, todavía peor, gozquecillos que necesitan alinearse gratis con el Nuevo Orden Mundial, para aliviar el gravamen de su insignificancia), que nos lo explican a las mil maravillas, que nos lo llevan explicando a las mil maravillas años o décadas, apoyando la intervención de Estados Unidos en Irak, jaleando la primavera árabe, justificando la guerra en Siria y, por supuesto, aplaudiendo frenéticos con las orejas cada “intervención militar” israelí».

7. La única referencia que he visto en medios adventistas a los sucesos de Gaza es una noticia recogida en la Adventist Review en la que se destacan algunos incidentes antijudíos desarrollados en Europa en el contexto de las protestas por la masacre de gazatíes. Preocupante, sin duda, pero ¿más que los miles de palestinos asesinados?

8. ¿Acaso tenemos miedo de que al condenar esta matanza nos identifiquen con los “terroristas palestinos”? El caso es que tenemos el testimonio de numerosos judíos, muchos de ellos ciudadanos del propio Estado de Israel, que no han tenido ese miedo, pues el amor por la verdad y la compasión por el prójimo han sido, en ellos sí, mucho más fuertes; ellos sí han condenado duramente esta masacre, a veces a costa de ser estigmatizados y sufrir represalias por parte de las autoridades y de su propia comunidad.

9. Una vez más, no aprendemos las lecciones de la historia (véanse mis artículos Con cien años de retraso: lecciones de 1914, Adventistas ante la guerra y la paz y La Iglesia Adventista y los derechos humanos).

10. No estoy haciendo un juicio sobre las intenciones del presidente Wilson. Soy consciente de que, aunque vive en “el país de la libertad”, las posibilidades de tener una información plural y contrastada sobre los asuntos del mundo son muy limitadas para quien vive allí, a no ser que se moleste en buscar fuentes de información alternativas. Pero precisamente por ser asuntos que requieren cierta documentación, los dirigentes de nuestra iglesia, ya que no suelen pronunciarse sobre la mayor parte de los asuntos políticos graves del mundo, mejor optarían por guardar silencio también cuando la moda informativa les anime a pronunciar los tópicos que todo el mundo está emitiendo, sin haber realizado (quiero creer…) el más mínimo análisis del contexto y la historia. Claro que de actuar así, aunque no incurriríamos en grandes meteduras de pata ni en sangrantes agravios comparativos, también estaríamos traicionando el ideal ético cristiano (ver ¿Debemos permanecer en silencio?).

11. Hemos podido comprobar estos días la terrible presión social a que se han visto sometidas las pocas personas que en Estados Unidos se han atrevido a condenar la matanza de palestinos: han sido acusados de “antisemitas” (o, si eran judíos, se les ha acusado de “autoodio”, viejo recurso utilizado contra los judíos que no aceptan el sionismo criminal), han sido detenidos en manifestaciones pacíficas… En ese contexto social es muy difícil poder expresarse con libertad. Por ello, es necesario que la sede de nuestra iglesia deje de estar instalada allí. Dada la influencia que los dirigentes tienen sobre el conjunto de la iglesia, el encontrarse en el epicentro del Nuevo Orden Mundial confiere un sesgo sobre los asuntos globales que afecta al conjunto de la denominación. Nuestra interpretación profética de Apocalipsis 13 señala que de Estados Unidos surgirá la corriente persecutoria más grave de la historia; vista la trayectoria seguida por los dirigentes, es más que dudoso que estos tengan la perspectiva adecuada y estén a la altura para reaccionar oportunamente ante la crisis final. Pero incluso la cuestión profética no tendría que ser lo decisivo: unos mínimos principios éticos deberían inducirnos a estar alerta para favorecer que en cualquier ocasión podamos pronunciarnos por la paz, la no violencia, la justicia y la defensa de los más débiles (véanse Mat. 5; 25: 31-46; Isa.58: 6; etc.).

Imagen: Mujeres y niños palestinos buscan refugio en la iglesia de San Porfirio, Gaza (Periodista Digital).

19 comentarios:

  1. Vergonzante la cobardía de nuestros máximos dirigentes eclesiales, callando cuando los crímenes que merecen denuncia no son “políticamente correctos” y saliendo solo a la palestra para suscribir las versiones oficiales de los mismos Poderes que acabarán persiguiéndonos.

    ¡En qué manos está nuestra iglesia, Dios mío!

    Pero no hay excusa: al igual que la salvación, nuestro deber ético es personal e intransferible.

    ¡Gracias, Jonás Berea, por seguir en la brecha!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juanfer, con todo respeto y afecto, debo decir, decirte, que tus palabras, especialmente el tono que utilizas, dirigidas al presidente de la AG, Ted Wilson, no son propias de una persona imparcial, alejada del sectarismo y amante de la paz, la verdad y la fraternidad.
      Dicen, con razón, que los extremos, tanto de tipo social, económico, político y religioso, se tocan. Son malos para la salud mental y espiritual. Y tú, en ocasiones, te pasas cuarenta pueblos al hablar de la Iglesia Adventista y sus dirigentes. Creo que el comentario, acertado unas veces, otras evidentemente no, lo planteas siempre bajo una óptica izquierdista o izquierdosa. Y eso, sinceramente, es confundir una comunidad religiosa universal, con un partido o sindicato obrero, ya no español, qué se le va hacer, que se mueve siempre por intereses partidistas y oportunistas. Pienso que los comentarios deberían contener más espíritu cristiano, más católico, en el sentido de universal, y menos sectario, menos localista y mucho menos de tribu…
      Un saludo afectuoso en Jesús de Nazaret…
      Ah, soy Anpevicu

      Eliminar
    2. Agradezco tu buen tono, amigo Anpevicu. A la vez, con aprecio te lo digo, me chocan las recomendaciones que me haces, máxime viniendo de ti. Lo que no me impide respetarlas y valorarlas.

      Sabes, por lo demás, que los lamentos –duros, es cierto, pero sentidos– que pronunciaba en el comentario al que respondes los llevo tiempo razonando. Esto último no lo puedes negar, por más que discrepes con mis argumentos.

      Por lo demás, eres libre de interpretarme (o etiquetarme) como estimes conveniente, pero mi única ideología es la Biblia (al menos, procuro que así sea).

      Un abrazo en Jesús.

      Eliminar
    3. Pero limitándonos al comunicado en sí, Juanfer, ¿no te resulta positivo? Y no me vale la respuesta de “comparado con qué”. ¿No ves nada, nada positivo? Si lo encuentras, ¿por qué no lo resaltas aunque después comentes otros silencios? Y si no encuentras algo bueno en el comunicado es que algo espiritualmente grave te está pasando. ¿Estás perdiendo la objetividad? Si así fuere estás a tiempo de recuperarla, pero recuerda que los pensamientos alimentados persistentemente crean adicción al punto que llega un momento en que no es posible ya volver atrás, como el pecado contra el Espíritu Santo...

      Yo te pido que te vacunes contra este terrible mal y declares lo positivo del comunicado de Ted Wilson.

      Eliminar
    4. Ya expliqué mis motivos en varios hilos de CH. Por lo demás, remito a la documentada argumentación de Jonás Berea en el texto de cabecera.

      Sobre esas bases, la réplica que se nos pueda dar debería centrarse en los argumentos presentados y no en alusiones personales.

      En todo caso, creo que es de rigor respetar lo que opine cada cual. No vayamos a caer en actitudes similares, salvando las distancias, a la que mostraba David Cameron en un reciente discurso en el que venía a equiparar de facto a los terroristas (a los que ellos alimentan, por cierto) con quienes denunciamos la violencia de unos y otros (valga la redundancia):

      http://www.globalresearch.ca/british-pm-david-cameron-non-violent-extremists-including-911-truthers-and-conspiracy-theorists-are-just-as-dangerous-as-isil-terrorists/5405059

      Feliz jornada.

      Eliminar
    5. Si por alusiones personales -¡nuevamente!- te refieres a que te contesto a ti respetuosamente, mea culpa. Pero no sabía que eso no se debía hacer en foros como este... Y en ningún caso te he escrito con falta de respeto. Salvo que entiendas así que te pregunte si no ves nada positivo en el comunicado de Wilson... y que para no contestarme mencionas a un Cameron que no sé qué pinta en esta tertulia...

      En fin, lo lamento; sobretodo por ti. Que tengas un buen día.

      Eliminar
    6. Juanfer, disculpa de nuevo mi ingerencia, pero lo hago porque observo en tus comentarios y pocos argumentos, que tratas de justificar, justificarte, manteniendo la idea, la teoría dería yo, de que el presidente de la AG, Ted Wilson, ha hecho mal, hizo mal, según tu libre y respetable parecer, por decir, pronunciar, unas palabras de atención, de procurar que el avance de los crímenes sangrientos y salvajes contra cristianos especialmente, pero tambien contra periodistas, colaboradores de ONGs, judíos y todo lo que no sea ni huela a islamismo radical, fanático y expansionista. Eso, Juanfer, eso te parece mal?. Si Dios es amor, y Jesús de Nazaret dijo amaos los unos a los otros, trataremos, solos o con la ayuda humanitario de organismos internacionales, de parar esa locura de crímenes atroces que se llevan acabo un día sí y otro también, en Irak, Siria y demás paísesdonde el EI está logrando, a la fuerza de cortar cuellos, su implantación. ¿Eso te parece bien?. ¿Te parece mal lo que dijo Ted Wilson y bien lo que hace el EI?. Es que de verdad, y al margen de consideraciones de otro tipo, no es primera la vida, la libertad y la paz?.
      Es verdad que Israel no es perfecta, quién lo es?. Pero no me compararás a los judíos con los islamistas de Hamas, el EI y los talibanes. Porque si así fuere, sería para decir, decirte, apaga y vámonos...
      Un abrazo en Jesús de Nazaret...
      Ah, soy Anpevicu..

      Eliminar
    7. Estimado Anpevicu:

      Gracias nuevamente por tu buen tono.

      Reitero –se lo dije anteayer a Luis– que los motivos de mi crítica a ese comunicado de Wilson ya los expuse, aunque buena parte de ellos se reflejan igualmente en el artículo de Jonás. No me guía respecto a ellos ningún afán de descalificar a nadie (no tengo nada personal contra Wilson, p. ej.).

      En cuanto al EI y demás, las cosas no son como parecen (i.e., como quieren que parezcan quienes controlan la información). La contraposición que haces entre “Israel” y esas bandas terroristas es solo aparente, y basada en la propaganda mediática. Hay, de hecho, múltiples evidencias (lo digo sin afán de escandalizar a nadie) de que “Israel” está detrás del EI, como lo está el conjunto del Imperio. He aquí solo un ejemplo que acredita lo que digo. Se trata de un artículo que contiene múltiples enlaces a fuentes cien por cien sistémicas:

      http://www.informationclearinghouse.info/article39825.htm

      Por medio del EI el imperialsionismo ya ha logrado el objetivo que llevaba años acariciando: bombardear Siria, sin duda con el objetivo de echar a Asad y arrasar el país, lo mismo que sigue haciendo en Irak (lleva décadas haciéndolo), en Afganistán y en Libia.

      Sé que te costará aceptar todo esto. Se trata de una verdad incómoda. A mí mismo me desagrada profundamente. Me encantaría que las cosas fueran de otro modo. Al menos, te invito a investigarlo por ti mismo serenamente y dejando a un lado los prejuicios. Y que si decides no actuar así, al menos respetes a quienes tenemos esta visión del asunto.

      Gracias por todo y un abrazo en Jesús.

      Eliminar
    8. Perdonadme que me entrometa en vuestro diálogo.

      Cuando uno tiene como fuente fehaciente “Astillas de realidad”, o similares, que se autodefinen como la contrainformación que no se encuentra al alcance de la mayoría, pasa lo que pasa.

      Esa información,¡una bomba!, sería muy jugosa para países contrarios a la política de EEUU. ¿Por qué no la divulgan...? Aunque sólo se que lo haga Podemos...

      No sé a Anpevicu pero a mí me cuesta mucho creer que Israel, Turquía, y por lo tanto EEUU y Reino Unido, estén apoyando la creación del EI... mientras una y otra vez reciben vídeos en los que se les corta la cabeza a sus ciudadanos...

      ¿Qué sucedería en el mundo, y por consiguiente en Israel y en EEUU, si se consolida el EI?... La teoría no puede ser más irreal... y menos razonable. Pero como a la izquierda, de siempre le han gustado los escenarios utópicos pues imaginarse las cosas es gratis. Pero creérselas... El caso es que la historia revela que esas utopías no sólo no han triunfado sino que han hundido al pueblo que las intentado hacer realidad... ¿Es o no es así?

      Lo que menos le interesa a EEUU, y muchísimo menos a Israel es tener un Estado Islámico radical en la trastienda de su casa... Pero pensar es gratis. Lo que no resulta gratis para el pensamiento cultivado es creérselo.

      Eliminar
    9. Estimado Juanfer, hay que ser indigente, malvado y saturado de prejuicios contra Estados Unidos e Israel, para escribir lo que has escrito acerca de sendos países. Porque no solo es una mentira, una leyenda diabólica y una falsedad más grande que el mundo mundial, sino que se basa única y exclusivamente en la teoría de la conspiración. Parece mentira que a estas alturas de la película, con el muro de Berlín en cenizas, la Unión Soviética desparramada y convertida en una Rusia de mafiosos, criminales, trepas y especuladores y dictadores. Ejemplo, Putín, antiguo jefe de la KGB, hoy convertido en zar de la Rusia corrupta, decadente y zombi. Más parecida a un sarcófago de una pirámide del antiguo Egipto, que a un país serio, juicioso y democrático. Mira, Juanfer, y con ello te prometo que voy a pasar totalmente de tu pensamiento sectario, izquierdoso y trasnochado, muy parecido, por cierto, al de Jonás Berea, pero ya te dije un día que no deberías copiar a Jonás, porque siempre es mejor leer el original que la copia. Él al menos lo hace con más lucidez, habilidad y conocimiento. Decía, que con este comentario me despido de este debate estéril. No me llamaría la atención que todas las mentiras, barbaridades y maldades intoxicadas que has vomitado, las hubiera escrito Podemos, Hamas, los Talibanes y los criminales sádicos y morbosos, amantes del gore, como son los miembros del EI. Pero que lo digas y lo pienses tu, sinceramente, me apeo, cierro, corto y, como se decía en el lenguaje taurino, que Dios reparta suerte. Suerte a todos, a ti, a mí, a Jonas Berea, porque la vamos a necesitar todos muy pronto con el avance para conquistar El-Andalus, es decir, toda ESPAÑA. ¿Tú eres español, si?, pues prepárate y átate los machos bien atados, amigo Juanfer.
      Un abrazo en Jesús de Nazaret. Y que descanses bien…
      Soy Anpevicu…

      Eliminar
  2. Y va cantando Cordura
    al par que reparte estopa,
    desde babor, en su amura,
    o en lo más alto, en la popa.

    Yo le escuché diligente,
    a él: “quiero reir y cantar”…
    Y: “despejar (a) mi mente”…
    ¿Para volver a atacar…?

    Si la llenó es diligente,
    del amor que nos decía…
    ¿O ya estaba, previamente
    repleta, y no más cabía?

    Veo en amura el principio
    de la estrechez de la proa,
    por eso digo en mi ripio
    lo que observo, no una loa.

    Del Mississippi se sabe
    que Baton Rouge atraviesa.
    Sumarse a la ola cabe…
    si la mar no está muy gruesa.

    Con el mar, ahora propicio,
    hace Wilson tal mención…
    Y nuestro nauta el resquicio
    lo atrapa ¡sin dilación!…

    Estopa, desde el timón
    reparte Cordura, presto…
    su derrota o dirección,
    la de Gaza, por supuesto.
    jjm

    Con la música a otro mar
    se fue el capitán Cordura.
    La canción de El Colmenar
    en cada puerto él susurra.

    Cada practico en su puerto
    oyó sones similares…
    Pero mantiene su huerto
    navegando entre mares…

    Definete responsable
    entre escollos y bagios…
    Si no lo haces, no en balde,
    lo cantaré con más brios.
    jjm




    ResponderEliminar
  3. Alguien dijo, proféticamente: «“Quiero reír, cantar, despejar mi mente. Quiero llenarla del amor de Dios”, que todos suscribiríamos, sería real si se abandonasen para siempre las críticas hacia Estados Unidos e Israel. De lo contrario parecería que lo que quita la alegría y el amor de Dios en la mente es que alguien contradiga los postulados.»

    Hoy, a las 10:40, se ha cumplido. Tus comentarios suelen estar llenos del “amor de Dios”. Palabras pomposas pero sin lujos ni esplendor como los sepulcros blancos de los que Cristo habló... huecas... convexas incapaces de contener ningún contenido edificante que ennoblezca al espíritu... Plumillas tóxicas que van dejando urticarias por donde pasan... sin excepción. Todo está mal, pero para eso son los vigías de la verdad... aunque aunque esta sea mediopensionista... Y si alguien no les aplaude, sacuden sus sandalias... y se marchan... que en ello les da la razón la Biblia. Y siguen su caminar entre “escollos y bajios” (mejor ‘bajíos’ para que quede clara la “profundidad”) sin darse cuenta que el rey caminaba desnudo...

    Desnudez, vacío ramplón escatológico, toxicidad... ¿Puede uno reír, cantar o llenar la mente sanamente con estos ingredientes...? Sí, la risa floja, cantar la del verano y llenar la cabeza de pájaros...Yo, que comí la misma comida, doy gracias a Dios por haberme hecho vegetariano... ¡Y no veas la diferencia, chico!

    ResponderEliminar
  4. Gracias a Dios, sigue habiendo cristianos valientes (como estos cristianos palestinos y quienes los arropan) que combaten la impostura pro genocida y defienden la justicia y la no violencia:

    http://electronicintifada.net/content/palestinian-christians-attacked-challenging-christian-zionism/11049
    Palestinian Christians attacked for challenging Christian Zionism

    Feliz jornada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente página. Nadie, al menos yo, discute la barbaridad de las muertes en Gaza y en Israel. Sobre todo en Gaza.

      El tema era, y lo han puesto en evidencia dos de los tres comentaristas, lo poco que te ha durado la promesa de no hablar del tema, por saturación, porque, decías: “Quiero reír, cantar, despejar mi mente. Quiero llenarla del amor de Dios”. Pero, como decíamos, quizás lo que te quitaba las ganas de reír, cantar, despejar la mente... ¡y hasta vaciarte del amor de Dios...! eran esos contertulios que te contradicen porque, os paráis demasiado en lo concreto, y sangrante, del día pero no vais a la raíz del problema... y que hará que el futuro pueda ser tan negro, negro, que el conflicto llega incluso a Al Andalus. El rey camina desnudo y lo peor es que no lo sabe... ni lo quiere saber... como los 1.260 problemas que se te plantearon en su día...

      ¡Hay que tener más cintura, hombre! Sobre todo porque te consta que, al menos los dos que aquí te escriben, no les gustan los genocidas, ni están por la injusticia, ni por la violencia... Insistir en eso es un empobrecimiento intelectual...

      Gracias por predicar insistentemente el amor de Dios.

      Eliminar
  5. Acabo de leer la reflexión de Pino Cabras y Simone Santini, «DOS PUEBLOS, UN ESTADO: PARA EL OCASO DEL “SIONISMO REAL”» (ver en http://www.antimafiadosmil.com/index.php?option=com_content&view=article&id=426:el-ocaso-del-sionismo-real&catid=81:antimafia-duemila&itemid=458).

    No puedo estar más en desacuerdo sobre todo porque hay muchas falsedades, pero me quedo con su propuesta. Atractiva, sí. Pero lamentablemente irrealizable. El corazón me dice que esos dos pueblos podrían convivir pacíficamente. ¿Os imagináis? Me gustaría que fuese posible pero...

    La convivencia entre quienes han apelado al terrorismo durante décadas, deja unos posos muy difíciles de soslayar... creo.

    ResponderEliminar
  6. Ha vuelto ya a la palestra
    nuestro capitán Cordura
    con la garganta repuesta
    y con firme compostura

    Y dice que, los cristianos
    de Gaza, como figura,
    discuten con los hermanos
    de Sión, por aunar cordura…

    Dijólo en Café Hispano,
    superado aquel tifón…
    Cosa que logró temprano,
    con denuedo y vocación.

    Pero aqueste notición
    que ¿hoy se inaugura?
    Tiene, de tiempo, un montón,
    pues ya ¡ni tiene frescura!

    En un bando y en el otro
    hay cristianos irenistas;
    desde el tiempo más remoto,
    y en Libano, falangistas
    jjm

    ResponderEliminar
  7. Disculpa Jonás, por utilizar tu página para dar respuestas a un tema expuesto en Noticias Adventista donde se me indica, incompresiblemte, que: No podemos publicar tu comentario porque has sido bloqueado por Noticias Adventistas.
    Surrealista. Censura en una comunidad religiosa en pleno siglo XXI. Cuando mi comentario tan solo pretende agradecer y compartir las palabras y comentarios de lugonso en dicho debate: Presidente de la Iglesia Adventista da a conocer declaración sobre la persecución de minorías en Irak y Siria.
    Muchas gracias, Jonás…

    Comparto tus comentarios, lugonso. Analizar el comunicado de Ted Wilson desde una perspectiva personal, local y corporativa de una doctrina única y universal, no solo es un error, sino que además podemos correr el riesgo de quedarnos con una mísera parte del problema, del tema que nos ocupa, y convertirnos, consciente o inconscientemente, en protagonistas de la misma idea fatalista y apocalíptica, de la que pretendemos denunciar. Ted Wilson dijo e hizo lo correcto, -de acuerdo, no es una persona perfecta, quién lo es- pero en su comunicado, pienso que estuvo correcto y muy acertado: "Es importante que la comunidad internacional actúe en forma unida para detener la persecución de los cristianos y de otras personas que representan a los que han vivido durante cientos de años en relativa paz con sus vecinos musulmanes de Oriente Medio".
    Ted Wilson dixit….

    SI LA PAZ ES UN DESEO, HAGAMOS ENTRE TODOS QUE ESE DESEO SE HAGA REALIDAD!!!...

    Ah, soy Anpevicu...

    ResponderEliminar
  8. Así funciona el pensamiento político a niveles internacionales: por bloques.

    «En el marco de la 69ª Asamblea General de la ONU […] La mayoría de las delegaciones condenó al terrorismo islámico y sus actos de barbarie, pero como el tema afectaba directamente a EEUU, los distintos gobiernos regionales mantuvieron posturas distintas, incluso contradictorias. En algunos casos, como Cuba, Venezuela, Ecuador o Bolivia, los discursos estuvieron condicionados por la cercanía a Rusia y a través de ella a Siria. De ahí la condena a los ataques contra el ISIS, presentados como una agresión contra la soberanía siria. También vincularon estos ataques con otras intervenciones occidentales recientes, como en Libia, Sahel o Ucrania»

    Tengo para mí que lo mejor que puede hacer un cristiano es “desbloquearse”.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me olvidé de la cita: el think tank que suelo seguir, Blog Elcano, 6.10.2014 (blogger@rielcano.org)

      Eliminar