sábado, 17 de julio de 2010

Carta abierta a un dirigente adventista

Apelando a una mayor transparencia en el ministerio
Por Carlos Medley
(http://yoestoyalapuerta.blogspot.com/)


En diciembre de 2009 la Adventist Review publicaba el artículo Open Letter to an Adventist Leader de Carlos Medley, editor de esa publicación y de Adventist World. Ofrezco la traducción por considerar que sus reflexiones pueden aplicarse a la iglesia española, y porque plantea cuestiones fundamentales para nuestro funcionamiento institucional que, tristemente, no se caracteriza por la transparencia. Muchos consideran que pedir a los dirigentes que den explicaciones sobre sus decisiones supone una falta de confianza hacia ellos, cuando en realidad es al revés: cuanta mayor transparencia hay, más se fomenta la confianza y más fácilmente se neutraliza la suspicacia. Y además los dirigentes también deben mostrar confianza en el conjunto de los creyentes, y no sólo los miembros comunes hacia los líderes (léase Entre vosotros no será así).

La responsabilidad de promover la transparencia corresponde a todos: los miembros deben solicitar a los dirigentes explicaciones sobre su gestión; los dirigentes deben ver esta solicitud como el deseo de participar activamente en la iglesia, y no como una deslealtad (o “falta de fe”, como a veces se dice, cuando el único depositario de nuestra fe debe ser Dios, no los hombres, por muy dirigentes que sean). Y son precisamente ellos, que conocen el funcionamiento institucional, quienes deben poner entre sus objetivos explicar al conjunto de la iglesia las normas y reglamentos, promoviendo la participación de todos (léase
Política eclesiástica). Jonás Berea


*****

Querido pastor ____________:

A menudo examino webs adventistas en busca de nuevos asuntos relacionados con la iglesia. Hace unos meses, mientras navegaba en la web de su asociación, me fijé en el post de su blog fechado el 5 de marzo de 2009. En él usted se hacía las siguientes preguntas:

“¿Cuáles son tus expectativas sobre los dirigentes de la iglesia? ¿Qué idea tienes sobre los administradores adventistas? ¿Cómo pueden los dirigentes de la iglesia mostrar más autenticidad y tener una mejor relación con los miembros del cuerpo de Cristo? En una escala del 1 al 10, ¿cómo puntuarías, en cuanto a su interés apasionado por la gente, a los dirigentes de tu iglesia a los que conoces personalmente?

Mi primera reacción a sus preguntas fue de auténtica alegría. Estoy encantado con la transparencia que usted ha mostrado formulando esas preguntas en un foro público. A la vez que comparte sus preguntas con los adventistas de su zona, también pueden verlas personas de todo el mundo.

Creo que le honra tratar de saber cómo servir mejor a sus electores. Sus preguntas muestran una voluntad de ser responsable, no sólo ante autoridades superiores, sino también ante los miembros de base a los que sirve. Pocas veces veo que los dirigentes de la iglesia planteen esas preguntas en un foro abierto.

La responsabilidad es uno de los sellos distintivos de la integridad en el liderazgo. Fomenta la fiabilidad, la confianza y la empatía hacia el dirigente. También disipa los malentendidos.

A la vez que me alegro por sus preguntas, estoy preocupado porque –en el momento de escribir esta carta– nadie ha respondido a su post. Espero eso que no sea indicativo de las expectativas de sus electores. A fin de cuentas, las expectativas desempeñan un papel importante en la calidad del liderazgo recibido.

Como sus electores no han respondido a sus preguntas, voy a compartir algunos pensamientos con usted. Quiero ver más transparencia en cómo gestionamos los asuntos de Dios. Demasiado a menudo los miembros de la iglesia están privados del conocimiento de las claves sobre el progreso, los desafíos, o incluso la estructura de nuestras asociaciones, uniones de asociaciones y divisiones.

A través de Internet nuestros dirigentes podrían hacer que estuvieran disponibles estados de cuentas auditados, informes sobre bautismos y feligresía y planes estratégicos para los miembros. Creo que los miembros de la iglesia quieren saber cómo se están usando las ofrendas a fin de construir el reino de Dios.

Hace unos años un dirigente de la División Norteamericana compartió su informe en mi iglesia local. Nuestros miembros estaban maravillados con lo que vieron y oyeron. La información les ofreció una visión de las operaciones de la iglesia que nunca antes habían oído. Es cierto que algunas de estas informaciones se comparten con los delegados en las sesiones de nombramientos y en las reuniones de los consejos ejecutivos, pero los miembros que se sientan en los bancos se enteran de muy poco o de nada. Presentar tal información recordará a nuestros miembros que su iglesia se extiende más allá de la congregación local.

La transparencia también debería manifestarse en nuestro proceso de gobierno. Por ejemplo, las iglesias normalmente eligen uno o más delegados para las sesiones de elección de las conferencias. Entre estos delegados se selecciona una comisión de nombramientos. Una vez que los delegados son elegidos, ¿por qué no se publican sus nombres y los de los miembros dicha comisión en la página web de la conferencia, o en un boletín de la unión? Esto ofrecería a los miembros la oportunidad de compartir ideas y preocupaciones y de participar más en el proceso.

A menudo se presentan los asuntos principales a los consejos ejecutivos, como ocurre con los planes para nuevas edificaciones, o incluso la decisión de cerrar una escuela o de reducir personal. En la medida en que sea posible, esta información debería estar inmediatamente disponible por adelantado para los miembros a través de Internet o en un boletín de la conferencia. Esto también permite que los miembros estén informados. Y esta información fomenta la confianza y la lealtad.

Aunque hay otros medios de fomentar la transparencia, debo terminar mi carta ya. Gracias por plantear estos temas. Son cuestiones que todo dirigente debería preguntarse.
Carlos Medley

3 comentarios:

  1. Me gusta la frase de que la informacion produce confianza y lealtad. Es verdad. Aun diría que también produce complicidad, ilusión de compartir un proyecto. De lo contrario sientes que no eres parte, que se te excluye.
    Buena entrada, Jonas.
    Esther

    ResponderEliminar
  2. Es interesante aunque lo veo bastante complicado esa transparencia. Se podría hacer una intranet, solo para miembros de iglesia acreditados. Y sí, sería bueno que estuviéramos informados de todo, pues normalmente nos enteramos de las cosas cuando ya han ocurrido, no tienen remedio y no por las fuentes originales sino por informaciones de unos y otros.
    Teniendo ahora este fácil acceso de comunicación, internet, sería muy importante que eso se lograra.
    Adelante Jonás

    ResponderEliminar
  3. El artículo de cabecera contiene excelentes ideas... como punto de partida. Lo cual, en los tiempos que corren, por desgracia ya es mucho. (Tanto, que la sencilla propuesta de Carmen parece un sueño).

    Que en la iglesia de Dios falte la transparencia clama al Cielo, y nunca mejor dicho. Recordemos, por ejemplo, Juan 1: 9; 12: 36; Lucas 12: 2-3; 16: 8.

    Un fraternal saludo.

    ResponderEliminar